Vitamina K

La vitamina K es el término genérico para un grupo de compuestos liposolubles que contienen vitamina K1 y K2. La vitamina K, se obtiene en la dieta a partir de las hojas verdes, brócoli, coles de Bruselas y los aceites vegetales como la colza y el aceite de oliva, y constituye el 90% de nuestro consumo de K.
La vitamina K2 (una familia de menaquinonas) es producida en pequeñas cantidades por las bacterias en el tracto digestivo. La vitamina K contribuye al mantenimiento normal de los huesos y la coagulación sanguínea. Es importante tener una ingesta regular tanto de vitamina K1 como K2.

Ordenar