Consultas técnicas respondidas por expertos de Lamberts

Ácido ascórbico origen y excipientes

Me gustaría saber si este producto: Vitamina C en forma de ácido ascórbico en polvo 250 g se obtiene del maíz y si tiene algún tipo de excipientes o antiaglomerante.

R/ En la actualidad la fuente de nuestra vitamina C es lograda a través de la fermentación, que tiene una estructura química idéntica a la vitamina C que se encuentra en los alimentos. Las formas de vitamina C que tenemos en la gama Lamberts® se producen a partir de una base de ácido ascórbico, y el ácido ascórbico se produce sintéticamente a partir de un iniciador de glucosa (esto podría ser maíz o remolacha, No GM).

La vitamina C puede aparecer en las siguientes formas: Ácido Ascórbico, Ascorbato de Magnesio, Ascorbato de Sodio, Ascorbato de Calcio, Ester C, Gentle C, Ascorbil Palmitato.

En Lamberts empleamos nutrientes de alto grado de pureza o de grado farmacéutico. Grado Bp (Farmacopea Británica) o grado USP (Farmacopea de Estados Unidos), y los ingredientes naturales que se utilizan en su elaboración son los mejores. Éstos pasan por un proceso de análisis químico rutinario para detectar sustancias indeseables que podrían contaminar el producto en el momento de su elaboración. Tratamos de evitar los aditivos o excipientes (ingredientes inactivos) innecesarios. El Ácido Ascórbico, por ser en polvo no lleva excipientes en su elaboración como es el caso de las tabletas o cápsulas.

En las etiquetas los ingredientes deben detallarse por peso y en orden decreciente. Todos los ingredientes seleccionados por LAMBERTS® están aprobados por la Pharmaceutical Society de Gran Bretaña.

Los ingredientes activos son los responsables de la actividad biológica que se espera del producto y en las etiquetas se describen en: “Información Nutricional”. La mayoría de los productos LAMBERTS® no contienen ninguno de los ingredientes conocidos por causar reacciones alérgicas en algunas personas sensibles. No contienen: trigo, gluten, cebada, soja, huevos, leche y productos lácteos, lactosa, frutos secos, sulfitos, apio, pescado, marisco y levadura. Cuando un alérgeno como la soja está presente, se describe claramente en la etiqueta del producto (en negrita), ya que además es una obligación legal informarlo.

Además Lamberts Healthcare Ltd, en el Reino Unido, lleva más de 30 años en el mercado, con lo cual tiene una reputación dentro del campo de los complementos alimenticios a nivel europeo.