Bocados de nutrición

La Vitamina K: el nuevo nutriente liposoluble para la prevención del síndrome metabólico.

Estudio. Junio 2015. Resumen.

Los estudios de los últimos 20 años han puesto de relieve los efectos beneficiosos de los nutrientes solubles en grasas (incluida la vitamina K) en varios aspectos del tejido adiposo y sus efectos biológicos.

Ahora se considera al tejido adiposo como un órgano endocrino altamente activo en sí mismo, clave para determinar la inflamación total del cuerpo y, por lo tanto, la sensibilidad a la insulina y el riesgo de Enfermedad Cardiovascular. 

Los investigadores se propusieron descubrir si la ingesta y/o las reservas corporales de vitamina K se asociaron con el síndrome metabólico a través de un gran estudio transversal de la población.

El equipo examinó 2 grupos de pacientes (800 en total) entre 40 y 80 años. Las ingestas iniciales de filoquinona / menaquinona (análogos de vitamina K) se midieron con un cuestionario de frecuencia de alimentos validado, y sus estados examinados a partir de muestras de suero. Mayores tomas de vitamina K estuvieron asociadas con una menor prevalencia de síndrome metabólico.

www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25835288