Bocados de nutrición

“Ahora los arándanos, en forma de suplemento, pueden mejorar nuestra salud intestinal”: David Sela

Estudio: Profesor David Sela, microbiólogo nutricional de la Universidad de Massachusetts Amherst. Julio 2017. Resumen.

Un carbohidrato indigerible que se encuentra en los arándanos puede actuar como un prebiótico para promover bacterias beneficiosas en el microbioma. Ellos descubrieron que un compuesto, que se encuentra en las paredes celulares de los arándanos, ayuda al crecimiento de una cepa específica de Bifidobacteriumlongum.

Las subespecies de Bifidobacteria se multiplicaron cuando se alimentaron con azúcares vegetales indigeribles llamados xiloglucanos. Esta es la primera evidencia de que ciertas cepas de bifidobacterias consumen xiloglucanos.

Davi Sela dijo: “Forman moléculas y compuestos que nos ayudan, o lo hacen para ayudar a algunos de los otros cientos de miembros beneficiosos de la comunidad intestinal. Se cree que hay tantas células bacterianas en nuestros cuerpos como nuestras propias células humanas, así que básicamente estamos comiendo por dos”. Esto es significativo, ya que las bifidobacterias interactúan con esta dieta y potencialmente impactan la salud del huésped humano a través de la producción de energía y  metabolitos por la utilización bacteriana de estos sustratos.

Fuente: www.dailymail.co.uk y Appliedand Environmental Microbiology