Bocados de nutrición

Las infecciones del tracto respiratorio superior, como resfriados y gripes, pueden ser difíciles de evitar en esta época del año y muchas veces se complican por problemas pulmonares y de senos tales como bronquitis y sinusitis respectivamente. A continuación abordamos cómo reducir la congestión mucosa, una consecuencia muy habitual de la infección respiratoria.

La glutationa es el principal antioxidante pulmonar. Se trata de un tripéptido formado por 3 aminoácidos: glutamina, glicina y cisteína. Aparte de proteger a las células pulmonares frente al estrés oxidativo, ayuda a eliminar los tóxicos que llegan a nuestros pulmones procedentes del exterior. Presenta actividad mucolítica y reduce la viscosidad del moco, lo que facilita la expectoración del exceso de mucosidad que se da con las enfermedades del tracto respiratorio superior.

La bromelina es una enzima proteolítica procedente del tallo de la piña fresca, con importantes propiedades antiinflamatorias y antiagregantes. Es también un efectivo agente mucolítico que ha demostrado disminuir el volumen y la purulencia del esputo en enfermos respiratorios.

Departamento Técnico de Lamberts Española S.L.