Viajes y mareos

También llamado mareo por movimiento, este mareo puede causar síntomas desagradables cuando se viaja en avión, barco, tren, o coche. Al principio puede sentirse mareado y con náuseas (con o sin vómitos), la piel puede palidecer y sentir un sudor frío. Igualmente puede notar somnolencia, cansancio, y experimentar dolor de cabeza. Algunas personas encuentran que su respiración también se vuelve rápida y superficial.

El mareo por movimiento es más común en niños de entre 2 y 12 años de edad (ii), y se considera que las mujeres adultas tienen más probabilidades de sufrirlo que los hombres, especialmente aquellas que están embarazadas o tienen el período. También se cree que las personas que sufren de migrañas son más susceptibles al mareo por movimiento que las que no lo padecen (iii).

Desajuste sensorial

Los expertos creen que el mareo por movimiento es el resultado de un conflicto entre dos sentidos, la visión y el equilibrio.

Los ojos y el sistema vestibular en los oídos internos envían constantemente señales al cerebro sobre dónde estamos y cómo nos movemos. Cuando viaja, el sistema vestibular, (una red de nervios, canales y fluidos en su oído interno), detecta movimientos repetidos, como pasar sobre baches o doblar esquinas en la carretera, o los movimientos hacia arriba y hacia abajo de las olas del mar.

Pero en lo que respecta a sus ojos, está sentado y quieto, especialmente si todo lo que puede ver es la parte trasera del asiento delantero de un coche o si está tratando de leer. Las señales contradictorias confunden al cerebro y el resultado son mareos, náuseas y otros síntomas de cinetosis.

Curiosamente, los expertos creen que es más probable que experimente mareos por movimiento si le preocupa sentirse mareado en el viaje o en el mar. Otras cosas que pueden hacer que sea más probable que sufra mareos por movimiento incluyen olores fuertes como los vapores de gasolina, estar en un ambiente mal ventilado o haber tenido una gran comida. Incluso la idea de comer puede hacerle sentir peor. Algunos también creen que puede haber factores genéticos en juego, ya que los asiáticos pueden tener más probabilidades de sufrir mareos que las personas de otros orígenes étnicos (iv).

Mujer mareada cogiendose la cabeza con las manosY no son solo los viajes los que pueden desencadenar el mareo por movimiento, ya que algunas personas también pueden verse afectadas en atracciones de feria, mientras miran películas con mucha acción o movimiento, e incluso mientras juegan juegos de computadora.

Afortunadamente, los síntomas del mareo por movimiento tienden a mejorar a medida que su cerebro comienza a adaptarse al movimiento, lo cual es una buena noticia si está en un crucero (aunque los cerebros de algunas personas no se adaptan y se sienten enfermos hasta que regresan).

Cómo sentirse mejor

  • Si los síntomas tienden a ser leves, hay varias cosas que puede hacer antes y durante el viaje para sentirse mejor:
  • Trate de no mirar el paisaje que pasa corriendo o las olas que suben y bajan; en su lugar, apunte a fijar su visión de frente, justo por encima del horizonte.
  • No se siente mirando en contra de la dirección del viaje y, si es posible, siéntese en el asiento delantero si viaja en coche. También no lea si sufre de mareos por movimiento.
  • Si viaja en avión, intente sentarse al nivel del ala del medio, ya que es donde hay menos movimiento. El mejor lugar para sentarse o reservar un camarote en un bote o barco también es el medio, en un nivel inferior.
  • Si puede, abra algunas ventanas para que entre aire fresco.
  • Evite las comidas copiosas o ricas en grasa antes de viajar o mientras viaja. También es una buena idea no beber alcohol ni fumar cuando viaja, ya que también pueden empeorar los mareos.
  • Trate de no sentir ansiedad por el viaje, ya que la preocupación por marearse puede hacer que sea más probable que le afecte. Mientras viaja, también manténgase alejado de otras personas que puedan sentirse enfermas, ya que escucharlas hablar sobre el mareo del viaje, o verlas enfermas puede hacer que usted también comience a sentirse enfermo.
  • Si está reservando un crucero, elija un barco grande y moderno que tenga estabilizadores, y no viaje a lugares o épocas del año en que es probable que el mar esté agitado (como el Caribe durante la temporada de huracanes, por ejemplo). Un crucero que se detiene en muchos puertos también puede ser una mejor opción que otro que permanezca en mar abierto durante días seguidos.

Tratamientos para el mareo por movimiento

Hay disponibles tratamientos sin receta en la farmacia para el mareo, y otros para casos más severos que necesitan receta de su médico.

Si se ve afectado por un mareo grave, o si va a realizar un viaje largo, un crucero, por ejemplo, puede usar un parche para la piel de hioscina que puede evitar que se maree durante un máximo de tres días (después de lo cual puede aplicar otro parche). Sin embargo, los parches solo están disponibles bajo receta médica, y no son adecuados para niños menores de 10 años.

También se cree que los comprimidos antihistamínicos son útiles para el mareo por movimiento, ya que pueden ayudar a controlar las náuseas y los vómitos, además de tratar los síntomas de alergias. Nuevamente, debe tomarlos antes de comenzar a viajar, generalmente una hora antes, y si su viaje dura más de ocho horas, es posible que deba tomar una segunda dosis.

La ventaja de los antihistamínicos es que tienden a causar menos efectos secundarios que la hioscina, aunque se sabe que algunos tipos de antihistamínicos más antiguos causan somnolencia (una vez más, lo que los hace inadecuados para los conductores). Sin embargo, se consideran menos eficaces que la hioscina para prevenir los síntomas del mareo por movimiento.

No hay evidencia científica significativa que sugiera que las bandas de acupresión funcionen como un tratamiento para el mareo por movimiento, pero muchas personas que las han usado dicen que les funcionó. Curiosamente, la estimulación del punto de acupuntura P6 ha demostrado en estudios que alivia las náuseas y los vómitos en el embarazo (v), así como las náuseas y los vómitos post operatorios (vi).

¿Qué es El síndrome de Mal de Debarquement (MdDS)?

Es normal sentirse un poco desequilibrado después de un largo viaje. Pero si siente sensación de que se mece o balancea durante más de dos días después de un crucero, vuelo u otro tipo de viaje, es posible que tenga el síndrome de Mal de Débarquement (MdDS).

Mucha gente tiene la sensación de un movimiento continuo inmediatamente después de bajarse de un barco, avión, tren o medio de transporte por carretera. Pero para la mayoría dura poco tiempo. Según MdDS UK, las personas afectadas experimentan la sensación durante muchas semanas, meses o incluso años después (vii).

El síntoma principal es una sensación de movimiento, como mecerse, balancearse, rodar o tambalearse. Pero algunos también experimentan otros síntomas como náuseas, dolor de cabeza y de oído u oído lleno, tinnitus, ansiedad y depresión. Estos síntomas pueden cambiar de un día para otro, y algunas personas dicen que se sienten peor al final del día. Otras personas con MdDS dicen que la sensación de movimiento mejora cuando están en un coche, tren, autobús, avión o barco en movimiento.

La investigación sobre las causas de MdDS anteriormente era escasa, pero los científicos ahora están comenzando a analizarla más seriamente. Recientemente han surgido dos teorías sobre lo que puede causarlo (viii):

1) MdDs es un trastorno de conectividad funcional anormal en el cerebro durante la exposición al movimiento.

2) Un problema con el reflejo vestíbulo-ocular (VOR), que estabiliza su visión cuando gira la cabeza.

También se cree que las mujeres de mediana edad tienen muchas más probabilidades de verse afectadas por MdDS que los hombres o mujeres más jóvenes, aunque los expertos no saben por qué (ix).

¿Cómo es tratado?

Actualmente no existe una cura para el MdDS, y se cree que los tratamientos que se utilizan para tratar el mareo por movimiento y otros tipos de mareos tienen poco efecto sobre el MdDS. Algunos medicamentos, como las benzodiazepinas y los antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), se usan para controlar algunos síntomas del síndrome.

También se cree que la terapia de rehabilitación vestibular, que a menudo se usa para tratar problemas de equilibrio como la laberintitis, y el ejercicio físico son útiles para algunas personas que padecen MdDS.

Remedios naturales

Jengibre: Tomado como comida o bebida, o como suplemento nutricional, se cree que el jengibre ayuda a prevenir los síntomas del mareo por movimiento (x), y es un remedio tradicional popular para las náuseas y los vómitos. De hecho, se cree que se usó ya en el siglo IV a. C. en China como tratamiento para las náuseas y otras dolencias, y en Alemania, ha sido aprobado oficialmente como tratamiento para la indigestión y el mareo por movimiento. Un estudio incluso afirma que el jengibre es tan efectivo para tratar el mareo como un medicamento antiemético para el mareo llamado dimenhidrinato (xi).

L-teanina: En general, se cree que la ansiedad por el mareo por movimiento empeora la afección. Por lo tanto, si le preocupa marearse antes de terminar de empacar su maleta, puede ser una buena idea probar un suplemento natural que reduzca sus niveles de estrés. Existe alguna evidencia de que el aminoácido L-teanina puede ayudar a reducir el estrés sin causar somnolencia (xii).

Aceite de menta: Si viajar te deja con el estómago revuelto, se cree que la menta ayuda a calmar el estómago, gracias a los efectos antiespasmódicos de sus ingredientes principales, el mentol y el salicilato de metilo.

Referencias Bibliograficas:

  1. Available online: https://www.telegraph.co.uk/motoring/caraccessories/8688774/Coping-with-travel-sickness.html
  2. Available online: https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/healthyliving/motion-sickness
  3. Cuomo-Granston A., Drummond PD Migraine and motion sickness: what is the link? Prog Neurobiol. 2010 Aug;91(4):300-12.Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20416353
  4. Available online: https://news.psu.edu/story/141284/2005/03/30/research/probing-question-motion-sickness-your-genes
  5. Werntoft. E, Dykes. AK. Effect of acupressure on nausea and vomiting during pregnancy. A randomized, placebo-controlled, pilot study. J Reprod Med. 2001 Sep;46(9):835-9.
  6. Nunley. C, Wakim. J, Guinn. C J. The effects of stimulation of acupressure point p6 on postoperative nausea and vomiting: a review of literature Perianesth Nurs. 2008 Aug;23(4):247-61.
  7. Available online: https://www.mdds.org.uk
  8. Mucci V et al., Perspective: Stepping Stones to Unravelling the Pathophysiology of Mal de Debarquement Syndrome with Neuroimaging. Front Neurol. 2018 Feb 12.Available online: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fneur.2018.00042/full
  9. Available online: https://www.menieres.org.uk/information-and-support/symptoms-and-conditions/mal-de-debarquement
  10. Grontved. A, Brask. T, Kambskard. J, et al. Ginger root against seasickness. A controlled trial on the open sea. Acta Otolaryngol. 1988;105:45-49.
  11. Mowrey. DB, Clayson. DE, Kambskard. J. Motion sickness, ginger, and psychophysics. Lancet. 1982;1:655-657.
  12. Riebenfeld. D, Borzone. L. Randomized double-blind study comparing ginger (Zintona?) and dimenhydrinate in motion sickness. Healthnotes Rev. 1999;6:98-101.
  13. White DJ et al., Anti-Stress, Behavioural and Magnetoencephalography Effects of an L-Theanine-Based Nutrient Drink: A Randomised, Double-Blind, Placebo-Controlled Crossover Trial. Nutrients. 2016 Jan;8(1):53.Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4728665/
  14. Juneja. LR. Suntheanine and its relaxation effect in humans. Trends in Food Science & Tech. 1999;10;199-204.
  15. Kimura. K, Ozeki. M, Juneja. H. L-Theanine reduces psychological and physiological stress responses. Biol Psychol. 2007;74(1):39-45.

Autor: Lamberts Española.

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.