¿Puede la vitamina D mejorar realmente la salud de los ojos?

Si alguna vez buscó información sobre nutrientes que puedan ayudar a mantener sus ojos sanos, sabrá que encontrar información confiable puede ser difícil.
Un nutriente que se incluye en esta categoría es la vitamina D, porque la información disponible puede ser confusa y, a menudo, contradictoria.
Para ayudar a proporcionar algo de claridad, hemos elaborado esta guía para comprender la vitamina D y los beneficios que puede tener para la salud ocular.

La vitamina D se ha investigado ampliamente en relación con una serie de beneficios generales para la salud. Es una vitamina soluble en grasa que el cuerpo necesita para absorber el calcio y una pre-hormona que produce su cuerpo cuando nuestra piel está expuesta a los rayos ultravioleta.

Ojo. Salud ocular y la vitamina DLa vitamina D también ayuda a controlar la cantidad de calcio y fosfato en el cuerpo, los cuales son necesarios para tener huesos, dientes y músculos saludables.

Es sabido que la vitamina D juega un papel importante en el sistema inmunológico, trabajando para apoyar la función inmunológica y reducir la inflamación. (i).

Como tal, se cree que está relacionada con una amplia gama de afecciones, que incluyen presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso depresión.

Vitamina D y visión

Las propiedades antiinflamatorias de la vitamina D han llevado a los expertos a investigar su impacto en las afecciones oculares categorizadas por inflamación, como la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) y el síndrome del ojo seco.

Degeneración macular relacionada con la edad (DMAE)

Una condición común que afecta la parte central de su visión, se desarrolla en los ojos a medida que envejece. Si bien no se considera una enfermedad inflamatoria, los expertos ahora creen que la inflamación puede desempeñar un papel en su desarrollo (ii) Varios estudios sugieren que puede haber una asociación entre la deficiencia de vitamina D y la DMAE. Un estudio encontró que la deficiencia de vitamina D se asoció con la DMAE temprana, que puede haber sido causada por la falta de propiedades antiinflamatorias (iii).

La investigación también examinó la relación entre la vitamina D y la DMAE en mujeres posmenopáusicas. El estudio encontró que las mujeres menores de 75 años, que tenían una mayor ingesta de vitamina D, tenían un 59% menos de probabilidades de desarrollar DMAE en comparación con las que consumían menos. (iv). Además, un estudio de gemelos encontró que los hermanos con una mayor ingesta de vitamina D en su dieta tenían menos probabilidades de desarrollar AMD grave. (v).

Síndrome del ojo seco

Si sufre regularmente de ojos irritados y dolorosos, y no produce una cantidad suficiente de lágrimas para mantener la superficie del ojo húmeda de forma natural, entonces podría estar experimentando el síndrome del ojo seco.

Aunque la afección en sí es más común en personas mayores de 50 años, la exposición a la luz azul de las pantallas de tabletas y teléfonos móviles está haciendo que también se vuelva cada vez más común en los jóvenes. Existe alguna evidencia que sugiere que la deficiencia de vitamina D puede ayudar a aliviar el síndrome del ojo seco como resultado de sus propiedades antiinflamatorias. En un estudio, los investigadores encontraron que el 52% de las mujeres con niveles bajos de vitamina D experimentaron ojos secos en comparación con solo el 4% de las que tenían niveles normales de vitamina D. (vii). Los investigadores concluyeron que esto se debía a que la vitamina D mejora los parámetros de la lágrima, lo que a su vez promueve la lubricación y reduce la inflamación de la superficie. (vi)

Glaucoma

Los científicos piensan que la deficiencia de vitamina D puede estar relacionada con el desarrollo de glaucoma, una afección que daña el nervio óptico. Esta deficiencia se ha relacionado con el desarrollo de glaucoma primario de ángulo abierto, la forma más común de la afección que se desarrolla gradualmente. (vii). Los expertos han concluido que los niveles más bajos de vitamina D están asociados con un mayor riesgo de glaucoma en las mujeres, aunque se necesitan más estudios para investigar la relación a fondo. (viii).

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una afección que daña la retina como resultado de la diabetes, y puede provocar una pérdida parcial o incluso completa de la visión. Las personas que han tenido diabetes durante mucho tiempo tienen un mayor riesgo de retinopatía diabética, aunque un estudio también ha encontrado que la deficiencia de vitamina D puede desempeñar un papel en la retinopatía en los jóvenes con diabetes tipo 1. (ix). El estudio encontró que la inflamación asociada con la deficiencia de vitamina D puede provocar un daño temprano de la retina, la capa delgada de tejido que recubre la parte posterior del interior del ojo. (ix). Investigaciones recientes también han descubierto que las personas con diabetes experimentan naturalmente niveles más bajos de vitamina D que las personas sin diabetes, particularmente en aquellas con retinopatía diabética en etapa tardía. (X).

Cómo aumentar su ingesta de vitamina D

Teniendo en cuenta el importante papel que desempeña la vitamina D en el cuerpo, especialmente en la salud de los ojos, debemos asegurar la ingesta suficiente para mantener el funcionamiento normal. Se pueden encontrar pequeñas cantidades de vitamina D en una variedad de alimentos que incluyen: hígado, yema de huevo, cereales fortificados y pescados grasos como salmón, sardinas, arenque, caballa y atún fresco. (xi).

Sin embargo, dado que es difícil obtener la cantidad recomendada de vitamina D que necesita solo con la dieta, debe considerar otra forma de ingesta. Como el cuerpo produce vitamina D cuando está en contacto con la luz solar, podríamos ingerir algo de vitamina D de forma natural durante los meses de primavera y verano, asegurándonos de pasar períodos cortos al aire libre y al sol con los antebrazos, las manos o la parte inferior de las piernas descubiertas. También se aconseja aumentar la ingesta de vitamina D a través de la suplementación, sugiriendo que todos los adultos y niños tomen un suplemento diario, especialmente durante el otoño y el invierno. (xi).

Teniendo en cuenta la investigación, se ha descubierto que la vitamina D respalda la salud ocular en general, e incluso puede reducir el riesgo de una variedad de afecciones oculares.

 

Referencias Bibliográficas:

i.Hoe, E., et al. Anti-Inflammatory Effects of Vitamin D on Human Immune Cells in the Context of Bacterial Infection. Nutrients. (2016 Dec). ;8(12): 806. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5188461

Yin, K., Agrawal, D.K. Vitamin D and inflammatory diseases. J Inflamm Res. (2014). ;7: 69–87. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4070857

 ii.Wang, Y., Wang, V.M., Chan, C.C. The role of anti-inflammatory agents in age-related macular degeneration (AMD) treatment. Eye (Lond). (2011 Feb) ;25(2):127-39. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21183941

 iii.Parekh,, et al. Association between vitamin D and age-related macular degeneration in the Third National Health and Nutrition Examination Survey, 1988 through 1994. Arch Ophthalmol. (2007 May) ;125(5):661-9. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3880532

 iv.Millen, A.E., et al. CAREDS Study Group. Vitamin D status and early age-related macular degeneration in postmenopausal women. Arch Ophthalmol. (2011 Apr) ;129(4):481-9. Available online: https://jamanetwork.com/journals/jamaophthalmology/fullarticle/427167

 v.Seddon, J.M., Reynolds, R., Shah, H.R., Rosner, B. Smoking, dietary betaine, methionine, and vitamin D in monozygotic twins with discordant macular degeneration: epigenetic implications. Ophthalmology. (2011 Jul) ;118(7):1386-94. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21620475

 vi.Yildirim, P., et al. Dry eye in vitamin D deficiency: more than an incidental association. Int J Rheum Dis. (2016 Jan) ;19(1):49-54. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Dry+eye+in+vitamin+D+deficiency%3A+more+than+an+incidental+association

 vii.Yoo, T.K., Oh, E., Hong, S. Is vitamin D status associated with open-angle glaucoma? A cross-sectional study from South Korea. Public Health Nutr. (2014 Apr) ;17(4):833-43. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24476947

 viii.Kim, H.T., et al. The Relationship between Vitamin D and Glaucoma: A Kangbuk Samsung Health Study. Korean J Ophthalmol. (2016 Dec) ;30(6): 426–433. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5156616

 ix.Kaur, H., et al. Vitamin D deficiency is associated with retinopathy in children and adolescents with type 1 diabetes. Diabetes Care. (2011 Jun) ;34(6):1400-2. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21515836

x.Payne, J.F., et al. Vitamin D insufficiency in diabetic retinopathy. Endocr Pract. (2012 Mar-Apr) ;18(2):185-93.

xi.NHS. Vitamin D. (2017) Available online: https://www.nhs.uk/conditions/vitamins-and-minerals/vitamin-d

Autor: Lamberts Española.


Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.