Neuralgia occipital, un especifico dolor de cabeza que comienza repentinamente

Los dolores de cabeza son muy comunes, de hecho, la OMS afirma que 1 de cada 20 adultos tiene dolor de cabeza todos los días o casi todos los días (i). Aunque afortunadamente es un dolor de cabeza bastante raro.
Un estudio sugiere que solo 3,2 personas de cada 100.000 se ven afectadas por la neuralgia occipital cada año (ii), y London Pain Clinic plantea que hay evidencia de que la afección afecta a más mujeres que hombres (iii).

Si tiene neuralgia occipital generalmente experimentará un dolor de cabeza que comienza repentinamente, causando dolor en la parte superior del cuello o en la base del cráneo y, a menudo, también en la parte posterior de la cabeza (casi siempre en un lado). El dolor puede ser intenso, aunque la buena noticia es que la neuralgia occipital no suele estar relacionada con ningún problema grave de salud.

Se llama neuralgia occipital porque ocurre cuando uno o ambos nervios occipitales se irritan o se lesionan. Hay dos nervios occipitales mayores que corren a ambos lados de la cabeza, y son responsables de transmitir sensaciones en la parte posterior y superior de la cabeza al cerebro.

Los nervios emergen de la columna, en el área superior del cuello, y viajan a través de los músculos en la parte posterior de la cabeza hasta el cuero cabelludo. Si cualquiera de estos nervios occipitales mayores se dañan o se irritan, puede inflamarse y causar dolor. Por lo general, solo un nervio se ve afectado, lo que causa dolor en el lado correspondiente de la cabeza, aunque es posible que ambos nervios se irriten al mismo tiempo, en cuyo caso el dolor se siente en ambos lados.

No siempre hay una razón por la que sucede, pero algunas incluyen:

Mujer con dolor en la parte inferior del cuello

  • Lesiones en el área del cuello: latigazo cervical causado por un accidente automovilístico u otro tipo de trauma.
  • Músculos tensos o espasmos musculares en el cuello y/o la parte posterior de la cabeza.
  • Problemas de espalda como artritis en la columna vertebral, degeneración del disco vertebral y un tipo de artritis inflamatoria llamada espondilosis anquilosante.
  • Diabetes.
  • Gota.
  • Inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis).
  • Esclerosis múltiple.
  • Distensión repetitiva del cuello (por ejemplo, el uso del teléfono móvil durante períodos prolongados en los que la cabeza apunta hacia abajo y hacia adelante se ha asociado con neuralgia occipital (iv)).
  • Compresión de la médula espinal.
  • Infección o inflamación del nervio.
  • Estrés físico.
  • Tumores o quistes que ejercen presión sobre los nervios.

Si bien la neuralgia occipital no es una afección potencialmente mortal, puede tener un impacto importante en la calidad de vida.

Síntomas comunes

El dolor repentino, severo y agudo en la base de la cabeza, donde el cuello se encuentra con el cráneo, es el síntoma más común. Este dolor puede irradiarse hacia arriba, causando dolor en el lado de la cabeza y tan hacia adelante como la frente, o incluso detrás de la oreja o del ojo.

Este dolor a menudo se describe como palpitante, penetrante, punzante, quemante y agudo. Puede variar de una persona a otra y, algunas, pueden encontrar que el dolor es sordo y punzante, mientras que otras dicen que es agudo y punzante. Afortunadamente, la mayoría de las personas que han experimentado ataques de neuralgia occipital dicen que el dolor no dura mucho (para algunos unos segundos, mientras que para otros el dolor persiste durante unos minutos. Otros, sin embargo, dicen que experimentan un dolor sordo entre ataques.

Tampoco es inusual que se sienta dolor en el cuello, junto con opresión y rigidez, así como dolor alrededor de la mandíbula y la boca (incluido dolor dental).

Sensibilidad. Otro síntoma común de la neuralgia occipital es la sensibilidad que generalmente se experimenta en el área de los nervios occipitales afectados. Esto puede significar que puede sentir dolor durante unos segundos cada vez que se toca o se presiona estas áreas (esto puede ayudar a los médicos a diagnosticarla, ya que pueden tocar la piel directamente sobre los nervios occipitales para averiguar si desencadena el dolor).

Esta sensibilidad puede complicar la vida, ya que cosas simples como cepillarse o lavarse el cabello, tocarse el cuero cabelludo, acostarse sobre una almohada y mover el cuello pueden desencadenar un ataque. Algunas personas afectadas sienten que sus ojos se vuelven sensibles a la luz (fotofobia).

Problemas de equilibrio. La neuralgia occipital puede afectar el equilibrio y la coordinación, provocando mareos y síntomas de vértigo. Si experimenta estos síntomas, también puede verse afectado por otros síntomas relacionados, como: visión borrosa, náuseas, vómitos y dificultad para hablar. Un estudio también sugiere que algunas personas experimentan tinnitus, alteraciones visuales, náuseas, mareos o incluso congestión nasal cuando tienen un ataque de neuralgia occipital (v).

¿Es una migraña o una neuralgia occipital? No siempre es fácil saber si tiene neuralgia occipital porque algunos de los síntomas son similares a los de otras afecciones tales como: dolores de cabeza tensionales, en racimo, migraña o neuralgia del trigémino (que causa dolor en la cara y la cabeza). La mejor forma de diagnosticar el problema es a través del médico.

Algunas diferencias entre la neuralgia occipital y la migraña

Factores desencadenantes.

Neuralgia Occipital: tocar, mover o girar la cabeza.

Migraña: luces brillantes, olores fuertes, fatiga visual, esfuerzo excesivo, niveles bajos de azúcar en sangre, conmoción y ruidos fuertes.

Tipo y duración del dolor.

Neuralgia Occipital: a menudo se presenta en estallidos cortos, intensos y agudos, mientras que el dolor de. Sin embargo, ambos pueden causar dolor en un lado de la cabeza.

Migraña: suele ser sordo, punzante y duradero

Área de dolor.

Neuralgia Occipital: generalmente experimentará dolor si se toca la parte posterior y superior del cuello y la parte posterior del cuero cabelludo.

Migrañas: esto puede ocurrir, pero no lo es usualmente.

Síntomas de la visión.

Neuralgia Occipital: los síntomas de la visión incluyen visión borrosa, sensibilidad a la luz y dolor detrás de los ojos.

Migraña: tiene síntomas de visión muy específicos si tiene migraña con aura, que incluyen luces intermitentes y puntos ciegos.

Como puede tratarlo: hay algunas cosas que puede hacer usted mismo para ayudar a reducir el dolor si tiene un ataque leve de neuralgia occipital. Primero, busque un lugar tranquilo donde pueda relajarse, luego trate de masajear los músculos del cuello con mucha suavidad si están tensos y dolorosos. También puede intentar aplicar una compresa tibia o una compresa caliente en el cuello, ya que esto puede ayudar a que sus músculos también se relajen.

Cambiar la posición al dormir también puede colaborar en la reducción del dolor causado por los nervios occipitales pinzados. También evitar el uso de almohadas que sean demasiado altas o rígidas, ya que pueden hacer que los músculos del cuello se pongan rígidos y dolorosos. Busque una almohada que apoye su cuello, pero que no haga que su cabeza esté más alta que su cuello.

Si se despierta con el cuello rígido, intente hacer algunos estiramientos de cuello suaves.

  • Mire hacia arriba y extienda la cabeza ligeramente hacia atrás, luego baje la barbilla lentamente hacia el pecho.
  • Vuelva a colocar la cabeza en la posición neutral, luego dóblela lentamente de lado a lado, sintiendo el estiramiento a lo largo de cada lado del cuello.
  • Nuevamente, comenzando en la posición neutral, gire la cabeza hacia un lado lo más que pueda sin provocar dolor, manténgala presionada durante unos segundos y luego gire la cabeza hacia el otro lado y manténgala presionada.
  • Realice estos ejercicios lenta y suavemente. Si lo prefiere, pídale a su médico que lo derive a un fisioterapeuta que pueda mostrarle cómo estirar y ejercitar el cuello de manera segura.

Alivio del dolor: si el dolor sigue siendo intenso intente tomar un analgésico antiinflamatorio de venta libre. Si le han diagnosticado neuralgia occipital, es posible que su médico le haya recetado otros analgésicos diseñados para aliviar el dolor nervioso, o también puede derivarlo a un especialista si tiene neuralgia occipital de moderada a grave.

Ayuda natural para la neuralgia occipital

Aceites de pescado. Se cree que los ácidos grasos esenciales omega-3 que se encuentran en el pescado azul como el salmón, la caballa y las sardinas ayudan a reducir la inflamación. De hecho, los estudios que han comparado un analgésico antiinflamatorio con los ácidos grasos omega-3, han descubierto que los son casi igualmente de eficaces para reducir el dolor (vii). Pero si no le gusta comer pescado, es posible que desee probar un suplemento de aceite de pescado de buena calidad.

Cúrcuma. Esta especia contiene una sustancia polifenólica llamada curcumina, que ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias (viii), y también puede ser útil para el dolor (ix). Se ha vuelto popular como complemento alimenticio.

Vitaminas B. Muchas de las vitaminas B son necesarias para un sistema nervioso saludable y, si bien se encuentran en una amplia variedad de alimentos, es posible que desee considerar asegurarse de obtener las cantidades que necesita tomando un suplemento del complejo B. La vitamina B12, por ejemplo, es necesaria para mantener los nervios funcionando normalmente; y si tiene una deficiencia de vitamina B12, podría causar daño a los nervios (los estudios sugieren que hasta el 20% de las personas mayores tienen deficiencia de B12 (ix)).

Magnesio. Comer alimentos ricos en magnesio, o tomar un suplemento alimenticio de magnesio, puede ayudar a aliviar la rigidez muscular, ya que ayuda a que los músculos se relajen (existe alguna evidencia de que la deficiencia de magnesio puede provocar calambres musculares (x)). Los alimentos ricos en magnesio incluyen algas marinas, melaza, trigo sarraceno, salvado de trigo, espinacas, anacardos, habas de soja y almendras.

Ácido alfa lipoico. Un ácido graso que contiene azufre y se encuentra en cada célula del cuerpo, además de ser es un poderoso antioxidante. Algunos profesionales de la salud lo recomiendan para el dolor de los nervios. De hecho, en Alemania, se ha utilizado ampliamente para tratar la neuropatía periférica diabética, una afección causada por la diabetes que causa daño a los nervios en los brazos y las piernas.

Lecitina. Como complemento alimenticio, la lecitina se elabora con mayor frecuencia a partir de semillas de soja, y contiene una sustancia llamada fosfatidil serina, que se cree que es importante para la salud del cerebro. También puede ser útil para la función nerviosa general, en su ayuda a los nervios y los neurotransmisores (moléculas que utiliza el sistema nervioso para enviar mensajes entre neuronas o de neuronas a músculos).

Referencias Bibliográficas:

  1. Available online: https://www.who.int/features/qa/25/en
  2. Available online: https://www.who.int/features/qa/25/en
  3. Koopman. J.S., et al. Incidence of facial pain in the general population. Pain. (2009 Dec 15). 147(1-3):122-7. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19783099
  4. Available online: https://www.londonpainclinic.com/conditions/occipital-neuralgia
  5. Available online: http://www.bbc.co.uk/newsbeat/article/33195649/occipital-neuralgia-the-painful-condition-caused-by-your-smart-phone
  6. Kuhn. W.F., Kuhn. S.C., Gilberstadt. H. Occipital neuralgias: clinical recognition of a complicated headache. A case series and literature review. J Orofac Pain. (1997 Spring). 11(2):158
  7. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1033232
  8. Taylor. M., Silva. S., Cottrell. C. Botulinum toxin type-A (BOTOX) in the treatment of occipital neuralgia: a pilot study. Headache. (2008). 48:1476–1481. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19076646. Kapural. L., Stillman. M., Kapural. M., McIntyre. P., Guirgius. M., Mekhail. N. Botulinum toxin occipital nerve block for the treatment of severe occipital neuralgia: a case series. Pain Pract. (2007). 7:337–340.
  9. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17986166.
  10.  Maroon. J.C., Bost. J.W. Omega-3 fatty acids (fish oil) as an anti-inflammatory: an alternative to nonsteroidal anti-inflammatory drugs for discogenic pain. Surg Neurol. (2006 Apr). 65(4):326-31. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16531187.
  11. Aggarwal. B.B., Harikumar. K.B. Potential therapeutic effects of curcumin, the anti-inflammatory agent, against neurodegenerative, cardiovascular, pulmonary, metabolic, autoimmune and neoplastic diseases. Int J Biochem Cell Biol. (2009 Jan). 41(1):40-59. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18662800
  12. Kuptniratsaikul. V., et al. Efficacy and safety of Curcuma domestica extracts compared with ibuprofen in patients with knee osteoarthritis: a multicenter study. Clin Interv Aging. (2014 Mar 20). 49:451-8. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24672232.
  13. Jurenka S. Anti-inflammatory Properties of Curcumin, a Major Constituent of Curcuma Longa: A Review of Preclinical and Clinical Research. Altern Med Rev. 2009;14(2):141-53. Available online: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19594223-anti-inflammatory-properties-of-curcumin-a-major-constituent-of-curcuma-longa-a-review-of-preclinical-and-clinical-research/
  14. Pennypacker. L.C., et al. High prevalence of cobalamin deficiency in elderly outpatients. J Am Geriatr Soc. (1992 Dec). 40(12):1197-204. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1447433.
  15. Bilbey. D.L., Prabhakaran. B.M.. Muscle cramps and magnesium deficiency: case reports. Can Fam Physician. (1996 Jul). 42:1348-51. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8754704.

Autor: Lamberts Española.

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.

Otros artículos que pueden interesarle: Recursos nutricionales contra el dolor, Migraña y Dolor de Cabeza

X