Importancia del zinc en la dieta para el gusto y el olfato

El zinc es un oligoelemento importante que las personas necesitan para mantenerse saludables. Entre los oligoelementos que forman parte de nuestro organismo, este elemento se encuentra en segundo lugar, después del hierro. Incluso entre ellos tienen una relación sinérgica muy interesante.

¿Cuáles son las funciones del zinc en el cuerpo?

El zinc se encuentra en las células por todo el cuerpo. Realiza innumerables funciones, tanto de modo directo como indirecto, ya que participa de reacciones específicas o su presencia es necesaria como parte de estructuras, por ejemplo, enzimáticas. Es necesario para que el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) funcione apropiadamente. Participa en el crecimiento y multiplicación celular, por ello se dice que es un factor de crecimiento. Estas acciones mencionadas se relacionan con el apoyo a la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los hidratos de carbono, con lo que nos ayuda a obtener energía para las funciones diarias.

La deficiencia de zinc se puede manifestar de muchas formas, una de ellas es la pérdida o disminución de los sentidos del olfato y del gusto.

alimentos ricos en zinc

Olfato y gusto, y zinc

Como hemos indicado, el zinc también es necesario para los sentidos del olfato y del gusto. Algunas enfermedades o fármacos pueden provocar una disminución de estos sentidos por afectar a los niveles de zinc, entre otros. Puede parecer que perder estos sentidos es algo menor, pero no lo es.

En las personas de edad avanzada no es raro que se vea afectado tanto el sentido del gusto como el del olfato, que puede ir disminuyendo con la edad. Algunos tratamientos farmacológicos como la quimioterapia también puede modificar estos sentidos. Este hecho influye directamente en cómo percibimos los alimentos y las bebidas, pudiendo afectar negativamente al apetito en momentos de la vida en que alimentarse bien es especialmente más importante y delicado.

Forma adecuada de suplementar el zinc

Es importante destacar que el beneficio que proviene del zinc suplementado como complemento alimenticio se refiere a su uso como tal complemento alimenticio en decir tomado vía oral, y no en su uso en aerosol nasal. De hecho la administración de aerosoles nasales que contienen zinc sólo debe hacerse bajo prescripción de un profesional de la salud que valore su idoneidad, precisamente porque en esa vía de administración puede afectar a los sentidos del olfato y gusto por interacción local en las fosas nasales.

Algunas infecciones víricas pueden así mismo alterar la percepción de estos sentidos: lo hacen por distintos mecanismos. Y si bien todos tenemos la experiencia de tener un resfriado, por ejemplo, y que la congestión nasal nos anule el olfato y el gusto, existen otros mecanismos que no están relacionados con la congestión por las cuales se puede producir esta alteración en los sentidos.

Importante: consulte con un profesional de la salud

Dado el tiempo que estamos viviendo en relación con COVID-19 y la presencia, en cierto número de personas y en distinto grado, de pérdida del olfato y del gusto, consulte sin dilación con un profesional de la salud si se encuentra identificado con alguno de los datos que hemos indicado en esta comunicación de salud.

Recuerde que las dietas veganas y vegetarianas suelen incluir menor cantidad de zinc que las dietas que incluyen proteína de origen animal.

Un profesional sabrá valorar mediante distintos sistemas si existe una deficiencia de zinc e indicar en su caso un suplemento nutricional oral y qué cantidad de zinc diaria pudiera necesitar.

Referencias:

Aliani, M., Udenigwe, C., Girgih, A., Pownall, T., Bugera, J., Eskin M.. (2013). Zinc deficiency and taste perception in the elderly. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. 53. 245-50. 10.1080/10408398.2010.527023.

Wilson P.Lao, Sarah A.Imam, Shaun A.Nguyen, Anosmia, hyposmia, and dysgeusia as indicators for positive SARS-CoV-2 infection, World Journal of Otorhinolaryngology – Head and Neck Surgery Abril 2020 https://doi.org/10.1016/j.wjorl.2020.04.001

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.

2020-09-23