Enrojecimiento en la parte inferior de las piernas: ¿tromboflebitis superficial?

Si una vena se inflama, porque la sangre en su interior se convierte en un coágulo, la afección se denomina tromboflebitis superficial. Algunas personas confunden esto con trombosis venosa profunda (TVP), pero las dos condiciones son bastante diferentes y la TVP es mucho más grave.
La TVP es un coágulo de sangre en una vena profunda, pero en la tromboflebitis superficial el coágulo se desarrolla en una vena cerca de la superficie de la piel (venas superficiales), a menudo una vena varicosa y más comúnmente una vena en una pierna.

A diferencia de la TVP, la tromboflebitis superficial no suele ser grave, aunque rara vez puede convertirse en una TVP si el coágulo viaja a lo largo de la vena superficial y entra en una vena más profunda donde se unen las venas superficiales y profundas. Sin embargo, es muy común, particularmente en personas de 60 años o más (aunque cualquier persona de cualquier edad, incluso los niños, pueden verse afectados) (i).

Se cree que las mujeres tienen más riesgo de tromboflebitis superficial que los hombres (i), y un estudio sugiere que la afección también podría ser más común durante las estaciones más cálidas (ii).

¿Cuáles son los síntomas?

Venas internas en el muslo

Si tiene tromboflebitis superficial, puede experimentar hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en un área de la piel que cubre la parte afectada de una vena superficial, junto con bultos dolorosos, duros o protuberantes debajo de la piel. En el área de la piel afectada también puede sentir picazón o irritación.

Estos síntomas, que a menudo se desarrollan gradualmente, generalmente se encuentran en la parte inferior de la pierna, aunque a veces puede verse afectada una vena superficial en un brazo, un seno o en el pene. Y si bien puede ser doloroso, la tromboflebitis superficial no debería impedirte continuar con tu rutina diaria, aunque en ocasiones puede ir acompañada de fiebre alta.

La inflamación generalmente desaparece después de unas pocas semanas, aunque cualquier bulto puede tardar hasta cuatro meses en desaparecer, tiempo durante el cual aún puede sentirse bastante sensible y quedar esa parte de la piel más oscura.

Afortunadamente, los coágulos asociados con la tromboflebitis superficial no suelen ser motivo de preocupación, ya que suelen ser pequeños y, debido a que otras venas evitan la vena afectada, el flujo sanguíneo no se bloquea. Sin embargo, si la vena afectada es una vena varicosa, existe la posibilidad de que los síntomas vuelvan a aparecer.

Tipos de flebitis:

Flebitis significa inflamación de una vena y la tromboflebitis superficial es solo uno de los diferentes tipos.

  • La flebitis superficial: cuando una vena en la superficie de la piel se ve afectada, pero no hay coágulo.
  • La flebitis profunda: cuando parte de una vena más grande y profunda se inflama, pero sin coágulos (generalmente en una pierna, pero a veces también en un brazo).
  • La tromboflebitis venosa profunda: inflamación de una vena profunda acompañada de un coágulo, siendo el tipo más grave. Esto puede conducir a una condición potencialmente mortal llamada embolia pulmonar.

¿Qué causa la tromboflebitis superficial?

A veces no hay una razón obvia por la que se desarrolla la tromboflebitis superficial. Sin embargo, un traumatismo local o una lesión en la vena pueden desencadenarlo, por ejemplo, mientras se recibe una inyección intravenosa o se administran medicamentos intravenosos en el hospital (goteo intravenoso). Este tipo de lesión también puede ser común en personas que se inyectan drogas.

Otras cosas también pueden hacerlo más propenso a desarrollarla: tener venas varicosas, mucho sobrepeso, ser fumador, tomar medicamentos a base de hormonas, (como la píldora anticonceptiva o la terapia de reemplazo hormonal), estar embarazada, tener una afección médica que pueda causar coágulos de sangre (trombofilia, por ej.), tener cáncer, haber tenido un coágulo de sangre anteriormente u otro problema con la vena (una TVP, por ej.), estar inactivo durante mucho tiempo (durante un viaje largo), o si está postrado en cama durante una enfermedad o posterior a una cirugía mayor.

¿Hay alguna complicación?

La mayoría de los casos de tromboflebitis superficial se resuelven con bastante rapidez, y un porcentaje alto se recuperan por completo. Las complicaciones son poco comunes, pero pueden incluir las siguientes:

Infección. La vena afectada puede infectarse en algunas situaciones, tales como: llevar un goteo insertado durante mucho tiempo, tener un sistema inmunológico debilitado o si se inyecta drogas recreativas. La infección puede empeorar el dolor y provocar una sensación de malestar general. Sin embargo, puede tratarse con antibióticos, aunque una infección grave puede requerir tratamiento hospitalario.

TVP. Si el coágulo viaja a una vena profunda, puede convertirse en una TVP. Esto puede suceder cuando el coágulo está cerca de un punto donde se unen las venas superficiales y profundas, como en el pliegue detrás de la rodilla o en la parte superior del muslo o la ingle. También es más probable que la tromboflebitis superficial progrese a una TVP si ha tenido otra anteriormente, si está inmóvil o si se desarrolla en una vena normal, en lugar de una varicosa.

Los síntomas a tener en cuenta incluyen: dolor que empeora repentinamente, hinchazón de toda la pierna y propagación de la inflamación alrededor de la parte posterior de la rodilla, la pantorrilla o hasta la parte interna del muslo o la ingle. Si desarrolla problemas respiratorios o dolor en el pecho, esto podría ser una señal de que un coágulo de una TVP se ha desprendido y ha viajado a su pulmón. Si nota alguno de estos síntomas, consulte a un médico de inmediato.

Recomendaciones para la tromboflebitis superficial

Aunque la tromboflebitis superficial no suele ser dañina, debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico, ya que es posible que desee asegurarse de que no está en riesgo de desarrollar una TVP y comprobar si tiene o no algún problema con la coagulación de la sangre. Si sus síntomas son leves, por lo general no necesitará ningún tratamiento y debería poder controlar el dolor y la hinchazón usted mismo en casa. El NHS tiene los siguientes consejos (iii):

  • Levante la pierna para ayudar a reducir la hinchazón; trate de elevar el pie por encima de la cadera cuando esté en reposo y también mientras duerme.
  • Use medias de compresión para reducir la hinchazón si su médico cree que pueden ser adecuadas.
  • Manténgase lo más activo posible para que su circulación sanguínea funcione.
  • Alivie el dolor colocando una franela fría sobre el área afectada (otras fuentes sugieren que una franela caliente puede ser eficaz (iv)).
  • También puede tomar analgésicos antiinflamatorios sin receta, o usar una crema o gel antiinflamatorio si el área de piel afectada es pequeña. Consulte con su médico o farmacéutico antes de usar medicamentos antiinflamatorios, ya que no son adecuados para todos.
  • Cremas para aliviar el dolor e inflamación están disponibles en farmacias. Consulte con el farmacéutico.
  • Es posible que lo deriven a un hospital o una clínica especial de TVP si su riesgo de desarrollar una TVP es alto.

¿Cómo puede ayudarse?

Su médico le aconsejará mantenerse activo y con su rutina habitual, pero también tratará de incorporar más actividad en su vida subiendo las escaleras en lugar del ascensor o las escaleras mecánicas. Intente reemplazar los viajes cortos en automóvil caminando o en bicicleta. Trate de evitar sentarse o estar de pie durante largos períodos de tiempo; por ejemplo, si se sienta todo el día en el trabajo, configure un temporizador para que suene cada hora para recordarle que debe levantarse y caminar.

Mientras está sentado viendo televisión, también puede mantener las piernas en movimiento levantando y bajando los talones y los dedos de los pies, así como apretando y relajando los músculos de las piernas.

Su dieta también podría marcar la diferencia. Según el HeartMD Institute de EE. UU., los mejores alimentos para mejorar su circulación incluyen los siguientes:

  • Pescados grasos. Los pescados como el salmón, la caballa, las sardinas, la trucha, el atún fresco y las sardinas son ricos en ácidos grasos esenciales omega-3, los cuales pueden ayudar a reducir la inflamación y hacer que la sangre fluya más fácilmente.
  • Nueces. Además de grasas y proteínas saludables, las nueces contienen magnesio, que ayuda a que las arterias se relajen, y el aminoácido L-Arginina, que se utiliza para producir óxido nítrico, es un compuesto que también ayuda a dilatar las arterias.
  • Raíz de remolacha. Las remolachas también ayudan al organismo a producir óxido nítrico, ya que son ricas en nitrato.
  • Frutas y vegetales. La vitamina C en frutas y verduras como: bayas, cítricos, brócoli, pimientos, kiwis y tomates, también puede ser beneficiosa para la salud circulatoria, ya que la vitamina C es necesaria para la producción del colágeno del cuerpo, un componente importante de las paredes capilares.
  • Ajo. Se piensa que una sustancia del ajo llamada alicina ayuda a dilatar las arterias. Como la alicina se degrada rápidamente con el calor, trate de comer el ajo lo más crudo posible (agréguelo a la cocción en el último momento posible).
  • Chocolate negro: Uno o dos trozos pequeños de chocolate amargo al día podrían ser buenos, gracias a los flavonoides contenidos, ya que son antioxidantes que pueden ser útiles para prevenir la inflamación.

El HeartMD Institute también recomienda evitar alimentos con azúcares agregados, grasas hidrogenadas y sal.

Algunos suplementos nutricionales también pueden ofrecer apoyo adicional

  • Cúrcuma: tiene muchas supuestas propiedades beneficiosas, posiblemente gracias a su ingrediente activo curcumina. Los expertos creen que puede beneficiar una variedad de afecciones inflamatorias (v).
  • Aceites de pescado de alta concentración: se cree que los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado azul actúan como antiinflamatorios (vi), y los estudios sugieren que son efectivos como antiinflamatorios (vii). También puede obtener las mismas grasas omega-3 que se encuentran en el pescado azul en algas y suplementos a base de algas, lo cual es una buena noticia para los vegetarianos y veganos.
  • Antocianidinas: estos compuestos, así como sus derivados antocianinas, dan sus colores intensos y profundos a los alimentos vegetales como los arándanos, las berenjenas, las cerezas y las moras. Se cree que apoyan los vasos sanguíneos, y una revisión sugiere que ingerirlos, tanto en los alimentos o en extractos mejora significativamente salud vascular (viii).
  • Ginkgo biloba: en la medicina tradicional china, el té elaborado con semillas de ginkgo se ha utilizado para diversos problemas de salud. En estos días, sin embargo, los extractos de ginkgo se elaboran a partir de las hojas del árbol, no de las semillas. Muchos profesionales de la nutrición recomiendan el ginkgo para estimular el flujo sanguíneo en los trastornos circulatorios. Por ejemplo, los estudios sugieren que puede ser moderadamente eficaz para los problemas de circulación en las piernas causados por una condición llamada claudicación intermitente (ix). Otro estudio sugiere que el ginkgo promueve la mejora del flujo sanguíneo en personas con algunos padecimientos cardíacos al aumentar los niveles de óxido nítrico en el cuerpo (x).

Referencias Bibliográficas: 

  1. Available online: https://patient.info/doctor/superficial-thrombophlebitis-pro
  2. Kakkos. S.K., et al. Seasonal variation in the incidence of superficial venous thrombophlebitis. Thromb Res. (2010 Aug). 126(2):98-102. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20553952
  3. Available online: https://www.nhs.uk/conditions/phlebitis
  4. Available online: https://patient.info/heart-health/varicose-veins-leaflet/superficial-thrombophlebitis
  5. Aggarwal. B.B., Harikumar. K.B. Potential therapeutic effects of curcumin, the anti-inflammatory agent, against neurodegenerative, cardiovascular, pulmonary, metabolic, autoimmune and neoplastic diseases. Int J Biochem Cell Biol. (2009 Jan). 41(1):40-59. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18662800
  6. Chin KY. The spice for joint inflammation: anti-inflammatory role of curcumin in treating osteoarthritis. Drug Des Devel Ther. 2016 Sep 20;10:3029-3042.Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27703331
  7.  Lelli D. et al, Curcumin use in pulmonary diseases: State of the art and future perspectives. Pharmacol Res. 2017 Jan /span>;115:133-148.Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27888157
  8. Calder PC. Omega-3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochem Soc Trans. 2017 Oct 15 ;45(5):1105-1115.Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28900017
  9. Maroon. J.C., Bost. J.W. Omega-3 fatty acids (fish oil) as an anti-inflammatory: an alternative to nonsteroidal anti-inflammatory drugs for discogenic pain. Surg Neurol. (2006 Apr). 65(4):326-31. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16531187
  10. Fairlie-Jones. L., et al. The Effect of Anthocyanin-Rich Foods or Extracts on Vascular Function in Adults: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomised Controlled Trials. Nutrients. (2017 Aug). 9(8): 908.
  11. Pittler. M.H., Ernst. E. Ginkgo biloba extract for the treatment of intermittent claudication: a meta-analysis of randomized trials. Am J Med. (2000). 108:276-281. Available online: hhttps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11014719
  12. Wu. Y.Z., et al. Ginkgo biloba extract improves coronary artery circulation in patients with coronary artery disease: contribution of plasma nitric oxide and endothelin-1. Phytother Res. (2008 Jun). 22(6):734-9.. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18446847.

 

Autor: Lamberts Española.

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.