Enfermedad de las encías y tratamientos naturales para la gingivitis

¿Qué es la gingivitis ? ¿Cuáles son sus causas? ¿Está usted en riesgo?
Respuestas a estas y otras cuestiones sobre la gingivitis así como tratamiento, dieta y suplementos naturales que pueden ayudar en esta afección tan común y que casi todas las personas padecen al menos una vez.

La gingivitis es el nombre para la etapa temprana de la enfermedad de las encías, donde las encías se inflaman, duelen o están infectadas.

La enfermedad de las encías es muy común, y la mayoría de las personas la experimentan al menos una vez en la vida (i). Afortunadamente, no suele ser grave, y en la mayoría de las personas se desarrolla lentamente. Así que si la mantiene bajo control y evita que progrese mediante la práctica de una buena higiene bucal, no debe verse afectado por alguno de los síntomas o complicaciones que pueden venir con las últimas etapas de la enfermedad.

Si tiene gingivitis leve, es posible que ni siquiera se dé cuenta, ya que los síntomas pueden ser difíciles de detectar. Las encías pueden parecer un poco hinchadas y más rojas de lo que debería ser, pero a menudo son los únicos signos tempranos.

Gingivitis moderada es cuando los síntomas se hacen más visibles. Las encías pueden sangrar ligeramente, al cepillar los dientes, por ejemplo, y tienen un aspecto más inflamada y enrojecida, pero aun así es poco probable que experimente alguna incomodidad en esta etapa.

Si no se toman medidas para hacer frente a los síntomas de la gingivitis moderada, se puede convertir en la gingivitis severa. Los síntomas en esta etapa son más evidentes: inflamación de las encías sangrando mucho cuando se cepilla los dientes y algunas veces también cuando está comiendo y molestia leve mientras se cepilla los dientes (aunque sea dolorosa).

enfermedas encias tratamientos

¿Está en riesgo?

Aunque la mayoría de las personas tienen la enfermedad de las encías, existen algunos factores que pueden afectar el riesgo de desarrollarla, así como de acelerar el progreso de la condición.

Fumar: Esto tiene un gran impacto en el desarrollo de la gingivitis, y también puede afectar en la respuesta al tratamiento.

Diabetes: Las personas con diabetes mal controlada tienen un riesgo mayor.

Estrés: Si está bajo mucho estrés durante un período prolongado, puede afectar a su salud oral. Una de las razones por las que esto sucede es que las personas que están abrumados por el estrés no pueden cuidar de sus dientes y encías correctamente, también podrían fumar o tener una dieta pobre.

Hormonas: Los cambios en los niveles hormonales pueden afectar a las encías, especialmente durante el embarazo. Es por esto que una buena higiene bucal es importante para las mujeres embarazadas.

Medicamentos: Algunos medicamentos pueden causar un problema llamado hiperplasia gingival, que es un crecimiento excesivo del tejido de las encías. Estos incluyen medicamentos que suprimen el sistema inmune (utilizado en pacientes trasplantados), medicamentos llamados bloqueadores de canales de calcio (utilizados para tratar la presión arterial alta y otras condiciones cardiovasculares) y medicamentos que tratan convulsiones.

Un número muy pequeño de personas desarrollan un tipo de gingivitis aguda severa llamada gingivitis ulcerosa necrosante, que causa síntomas más graves como:

  • Encías inflamadas que son extremadamente dolorosas al tacto.
  • Úlceras.
  • Retroceso de las encías entre los dientes.
  • Mal aliento.
  • El exceso de saliva bucal.
  • La dificultad para deglutir.

Los que están en mayor riesgo de desarrollar gingivitis ulcerosa aguda son los fumadores con una mala higiene bucal, las personas que tienen problemas con su sistema inmunológico y las personas que están bajo estrés severo.

Mientras tanto, la gingivitis no tratada puede progresar a la etapa posterior de la enfermedad, llamada periodontitis, que según la Organización Mundial de la Salud afecta al 10% – 15% de los adultos en todo el mundo (ii). Esto es más grave que la gingivitis, ya que causa la inflamación del ligamento periodontal, que une el diente al hueso. Los síntomas incluyen el mal aliento, abscesos de las encías, dientes flojos (y pérdida de dientes), retracción de las encías y mal sabor en la boca.

¿Qué causa la gingivitis?

Esta enfermedad se puede desarrollar si tiene una acumulación de placa dental en los dientes y las encías. La placa dental es una película suave, pegajosa hecha a partir de bacterias que se forman en la superficie de los dientes. Puede sentir realmente esta película cuando no se ha cepillado los dientes durante un tiempo (que tiene una sensación difusa de la lengua). Las bacterias de la placa reaccionan con los azúcares de los alimentos que se consumen, produciendo ácido y otras sustancias que pueden dañar la salud oral irritando el tejido de las encías y la destrucción del esmalte dental.

Si la placa no se elimina regularmente a través de cepillado dental puede llegar a ser duro y convertirse en sarro. También llamado cálculo, este se une mucho más firmemente a los dientes de la placa y por lo general sólo puede ser removido por un dentista o higienista dental.

Debido a que las bacterias en la placa y sustancias de liberación sarro pueden dañar las encías, el cuerpo responde mediante la desviación de más sangre a la zona afectada, causando enrojecimiento y la inflamación. En la periodontitis, sin embargo, el sistema inmune activa los mecanismos de defensa más potentes, que causan daños más graves a los tejidos periodontales.

Complicaciones de la gingivitis

La enfermedad delas encías no sólo afecta a la salud oral, si no que se ha vinculado con condiciones de salud que afectan a otras partes del cuerpo. Si la padece puede tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, diabetes, enfermedades del corazón, artritis reumatoide, así como demencia y problemas en el embarazo (iii).

De acuerdo con la Oral Health Fundation, se necesita más investigación para entender cómo la enfermedad de las encías está vinculada con estas condiciones. Por otra parte hay una cantidad creciente de evidencias que sugieren que tener una boca sana puede ayudar a mejorar la salud en general (IV).

El tratamiento de la gingivitis

Si sospecha que tiene la gingivitis lo primero que debe hacer es visitar a su dentista para un chequeo de dientes y encías. Su dentista puede eliminar cualquier placa o el sarro de los dientes, o lo puede remitir a un higienista dental para un raspado y pulido (una limpieza profesional). También es posible que le enseñe cómo eliminar la placa con eficacia a sí mismo mediante el establecimiento de una buena rutina de cuidado oral en casa.

Estos son algunos consejos para ayudar en el cuidado diario de sus dientes y encías:

  • Cepillarse los dientes dos veces al día durante al menos dos minutos cada vez (este último debe ser en la noche antes de acostarse y en otro momento, pero no a una hora después de comer).
  • Utilizar un cepillo de dientes manual o eléctrico, aunque según la Dental Health Fundation, los eléctricos han mostrado ser más eficaces en la eliminación de la placa en los test realizados. (v).
  • Reemplazar el cepillo dental cada dos o tres meses, o antes si las cerdas se ven desgastadas o extendidas.
  • Usar una pasta dental que contenga la cantidad adecuada de fluoruro, ya que ayuda a proteger contra las caries dentales.
  • Después del cepillado, escupir la pasta en la boca en vez de enjuagar la boca con agua. Esto ayuda a mantener un poco del fluoruro en los dientes, lo que significa que sus dientes están protegidos por más tiempo.
  • Limpiar entre los dientes todos los días usando hilo dental, cinta dental o cepillos interdentales. El dentista o higienista puede mostrar cómo usarlos, así como recomendar el mejor tipo de cepillo para usted. Según el National Institute for Health and Care Excellence, los cepillos interdentales son más eficaces para la mayoría de las personas con enfermedad de las encías (vi).
  • Considerar el uso de un enjuague bucal con fluoruro también, ya que puede ayudar a prevenir la caries dental. Si necesita ayuda con el control de la placa o reducir la gingivitis, es posible que necesite un enjuague bucal antibacteriano – pregunte a su dentista o higienista dental para el consejo. Consulte a su dentista para chequeos regularmente, con la frecuencia que aconsejan.

Otros tratamientos

Si necesita tratamiento adicional para la enfermedad de las encías su dentista le puede aconsejar un procedimiento llamado alisado radicular. Esto ayuda a deshacerse de las bacterias de debajo de las encías y alrededor de las raíces de los dientes. Este tratamiento puede causar molestias durante un máximo de 48 horas después de realizarse y podría ser necesario un anestésico local.

Para la enfermedad de las encías más grave, se puede aconsejar a una cirugía periodontal. Esta implica la eliminación de la placa y del sarro de las raíces de los dientes después de que el borde de la encía ha sido cortado y levantado. Se aplicará una inyección de anestésico local para adormecer la encía de antemano, y una vez finalizada la limpieza puede que tenga algunos puntos de sutura. Después de la cirugía se puede necesitar más citas para la limpieza con su dentista o higienista.

Si no recibe tratamiento para la gingivitis,  y progresa a periodontitis, sus síntomas pueden empeorar, los dientes pueden sentirse con dolor y uno o más pueden incluso caerse.

¿Puede ayudar la dieta?

Puesto que los ácidos producidos por bacterias de la placa cuando reaccionan con los azúcares en los alimentos son destructivos para las encías y para los dientes, hay una fuerte relación entre la dieta y la salud oral. De hecho, su dentista puede recomendar que reduzca la cantidad de azúcar que come, así como la frecuencia de sus comidas y bebidas azucaradas.

Estos son algunos consejos de utilidad para reducir el azúcar

 Intentar cambiar a un cereal de desayuno más bajo en azúcar.

  • Tener cuidado con los condimentos y salsas, como la salsa de tomate, ya que pueden contener tanto como la mitad de una cucharadita por porción (elegir versiones bajas en azúcar o tratar de tenerlos con menos frecuencia).
  • Practicar el hábito de revisar las etiquetas antes de comprar y elegir una salsa o una comida con la menor cantidad de azúcar. La fabricación de sus propias comidas y salsas con ingredientes frescos, y sin azúcar, es preferible.
  • El zumo de fruta puede sonar como una alternativa saludable a las bebidas gaseosas azucaradas, pero el zumo puede ser demasiado alto contenido de azúcar. Se recomienda restringir su ingesta a 150 ml al día o menos. Sin embargo el agua y la leche son buenas opciones si tiene sed.

Entonces, ¿qué debe comer?

Tener los dientes y las encías sanas no significa que nunca se puede comer azúcar. El truco es comer en el momento adecuado. Eso significa tener los alimentos dulces en las comidas, en lugar de en los refrigerios entre comidas.

Si se necesita un aperitivo, tratar de elegir algo salado, tales como queso, verduras crudas o nueces. El queso puede ser particularmente beneficioso, ya que neutraliza los ácidos en la boca después de comer.

Otra forma de mantener los dientes y encías sanos después de comer o beber es masticar goma de mascar que contenga xilitol, ya que se piensa que el xilitol ayuda a reducir la caries dental.

Los suplementos naturales para la salud oral

Tener una dieta sana y equilibrada que proporcione una amplia gama de nutrientes es importante para todas las partes de su cuerpo, incluyendo sus dientes y encías.

Multinutriente. Si no ingiere una dieta saludable como se debe, un multivitamínico y mineral de alta concentración puede ser una buena idea para asegurarse de que no se está perdiendo los nutrientes esenciales. Si ya tiene enfermedad de las encías, los investigadores han encontrado que un suplemento que incluya vitamina D y calcio puede mejorar la periodontitis (vii).

Vitamina C. Es mejor conocida por su contribución al sistema inmunitario, pero la vitamina C es importante para también para la salud oral. Por ejemplo, los investigadores han encontrado que personas con periodontitis tienen niveles más bajos de vitamina C en sangre que los que no la tienen. (viii). Otro estudio encontró que la vitamina C se encuentra en niveles más bajos de lo normal en las personas con periodontitis, sobre todo en aquellos que fuman (ix).

Puede obtener la vitamina C en forma de suplemento o a través de la dieta. Los alimentos más ricos en vitamina C son: cítricos, kiwis, tomates, bayas, piña, brócoli, repollo, espinacas y patatas. La vitamina C también se encuentra en los suplementos multis con vitamínas y minerales.

Bacterias vivas. Los investigadores han descubierto que acidophilus y otros tipos de bacterias vivas pueden ayudar a aumentar la salud oral y reducir los síntomas de la enfermedad de las encías. En un estudio, por ejemplo, los escolares a los que se les administró acidophilus diariamente tenían niveles significativamente más bajos de placa que otros que no recibieron ninguno. Los investigadores sugirieron que bacterias vivas ayudarían a mejorar la salud bucal de los niños si están incluidos en su dieta regular (x).

Científicos escribieron en el Swedish Dental Journal que han encontrado que un tipo particular de bacterias vivas llamado Lactobacillus reuteri puede ayudar a reducir la placa, así como el sangrado de las encías en personas con moderada a severa gingivitis (xi).

Las fuentes alimentarias de bacterias vivas incluyen yogur, kéfir, pero los suplementos nutricionales que contienen bacterias vivas también son populares.

Co-Q10: La coenzima Q10 existe en la mitocondria de todas células en el cuerpo humano y la curación y reparación de tejidos periodontales requiere una producción de energía eficiente, que depende en parte por un suministro adecuado de CoQ10.

Una revisión del papel de la CoQ10 (Alt Med Rev 1996; 1:11-17) reveló unos niveles subnormales de CoQ10 en las biopsias gingivales de pacientes con enfermedad periodontal (del 6% al 96% de los casos) y bajos niveles de CoQ10 en leucocitos (en el 86% de los casos). Estos hallazgos indican que la enfermedad periodontal está frecuentemente asociada con deficiencia de CoQ10 (vii).

Referencias Bibliográficas:

  1. Available online: https://www.nhs.uk/conditions/gum-disease
  2. Available online: https://www.who.int/oral_health/publications/j_periodontol_76/ene
  3. Available online: https://www.nhs.uk/live-well/healthy-body/health-risks-of-gum-disease
  4. Available online: hhttps://www.dentalhealth.org/gum-disease
  5. Available online: https://www.dentalhealth.org/caring-for-my-teeth
  6. Available online: https://cks.nice.org.uk/gingivitis-and-periodontitis#!scenario
  7. Perayil.I., et al.Influence of Vitamin D & Calcium Supplementation in the Management of Periodontitis. J Clin Diagn Res.  2015 Jun).;9(6):ZC35-8. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=.+Influence+of+Vitamin+D+%26+Calcium+Supplementation+in+the+Management+of+Periodontitis
  8. Pussinen. P.J., et al. Periodontitis Is Associated with a Low Concentration of Vitamin C in Plasma. Clin Diagn Lab Immunol. (2003 Sep).10(5): 897–902. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC193894
  9. Borutta. A. Vitamin C intake and periodontal disease. British Dental Journal volume 199, page 210. (27 August 2005). Available online: https://www.nature.com/articles/4812616
  10. Karuppaiah. R.M., et al. Evaluation of the efficacy of probiotics in plaque reduction and gingival health maintenance among school children – A Randomized Control Trial. J Int Oral Health. (2013 Oct). 5(5): 33–37. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3845282
  11. Krasse. P., et al. Decreased gum bleeding and reduced gingivitis by the probiotic Lactobacillus reuteri. Swed Dent J. (2006). 30(2):55-60. Available online: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16878680
  12. The Role of Coenzyme Q10 in Clinical Medicine: Part I

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.

2020-09-24