Co-Enzima Q10 y Ubiquinol

Diferencia entre Ubiquinona y Ubiquinol.
Mecanismos de acción de la Coenzima Q-10.
Formas de Co Q10 en los complementos alimenticios.
Encuentre está y otra interesante información en este artículo en que explicamos las diferentes formas de la Coenzima Q10.

CoQ10 es un compuesto que los humanos sintetizan de forma natural. El nombre ubiquinona se refiere a la presencia del compuesto en todos los organismos vivos y a su estructura química, que contiene benzoquinonas. Las biquinonas son moléculas liposolubles con entre 1 y 12 unidades de isopreno (5 carbonos). La CoQ10 es un compuesto liposoluble presente en las mitocondrias celulares del organismo.

Debido a la capacidad de la cabeza de benzoquinona para aceptar y donar electrones, CoQ10 puede existir en 3 formas de oxidación diferentes, como se muestra en la Figura 1 (i) la forma de ubiquinol, completamente reducida donde dona un electrón, CoQ10H2 (ii) la intermedia de semiquinona, donde dona y acepta electrones, CoQ10H y (iii) la forma de ubiquinona completamente oxidada donde acepta un electrón de otra molécula en la cadena, Co Q10.

CoQ10 está naturalmente presente en pequeñas cantidades en una amplia variedad de alimentos, pero los niveles son particularmente altos en las vísceras como el hígado. Si bien se produce en el cuerpo, nuestros niveles de CoQ10 tienden a disminuir a medida que envejecemos, debido al estrés oxidativo.

Además del estrés oxidativo debido al envejecimiento, la deficiencia de CoQ10 también puede resultar de:

  • Deficiencias nutricionales (por ejemplo, deficiencia de vitamina B6).
  • Defectos genéticos en la síntesis de CoQ10.
  • Aumento de las demandas de los tejidos debido a una enfermedad.
  • Disfunción mitocondrial.
  • Tratamiento con estatinas.

Los complementos alimenticios de Co Q10 están disponibles principalmente en dos formas:

1- Ubiquinona CoQ10: Esta es la forma oxidada del nutriente que debe convertirse en Ubiquinol antes de que los humanos puedan beneficiarse de él. Este proceso de conversión se vuelve menos eficiente con ciertas condiciones de salud. Sin embargo, en una persona sana, el cuerpo es bastante capaz de convertir el compuesto según sea necesario. Los suplementos de Ubiquinona CoQ10 han estado disponibles durante muchos años debido a la capacidad de la ubiquinona de mantenerse estable, lo que facilita la producción de suplementos en esta forma. La ubiquinona no tiene las mismas propiedades antioxidantes que el ubiquinol, dado que no dona electrones. El proceso de donación de electrones previene que los radicales libres eliminen los electrones de otras partes y causen daño a las células.

Diagrama gráfico de las formas de oxidación-reducción de la COenzima Q102- Ubiquinol CoQ10: Esta forma de CoQ10 es hidrofílica, o fácilmente absorbible en el agua, lo que la hace más biodisponible para los humanos, más efectiva en la producción de energía celular y un antioxidante más poderoso.

Alrededor del 90% de la CoQ10 en el cuerpo humano está en esta forma. El proceso de donación de electrones hace que el ubiquinol sea más efectivo para combatir los radicales libres.

Un estudio realizado por Zhang et al (2018) comparó la eficacia de la ubiquinona con la suplementación con ubiquinol para mejorar el estado de CoQ10 en hombres de mayor edad. El estudio concluyó que el ubiquinol fue en general un suplemento más efectivo.

Sin embargo, vale la pena destacar que gran parte de la investigación clínica se ha realizado utilizando CoQ10 en lugar de ubiquinol, por lo que existen ventajas para ambas formas.

Mecanismos de Acción

Los efectos de amplio alcance para la salud de la CoQ10 se deben a los siguientes mecanismos:

  • La capacidad antioxidante: protegiendo a las células del daño oxidativo como resultado de los radicales libres y ayudando a estimular el sistema inmune.
  • La estimulación de la producción de energía en la mitocondria: CoQ10 está involucrada en la generación de adenosín trifosfato (ATP), que es necesario para la transferencia de energía dentro de las células.

La CoQ10 forma parte de la cadena de transporte de electrones y participa en la respiración celular aeróbica, generando energía en forma de ATP. Dado que el 95% de la energía producida por el cuerpo humano se genera a través de este proceso, los órganos como el corazón, el hígado y los riñones, con los mayores requerimientos de energía, tienen las mayores concentraciones de CoQ10.

La CoQ10 se encuentra en todas las células del cuerpo humano, pero en mayor cantidad en los órganos que demandan la mayor cantidad de energía, como el corazón, los riñones, los pulmones y el hígado.

Cardiovascular: La insuficiencia cardíaca es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo. Se ha encontrado que los tejidos miocárdicos de personas con enfermedad cardíaca están mermados de CoQ10, lo que sugiere un vínculo entre el estado de CoQ10 y la salud cardiovascular.

Los beneficios clínicos de la CoQ10 para ayudar a los pacientes a prevenir o recuperarse de la insuficiencia cardíaca se han demostrado en numerosos estudios. También puede ser usada para ayudar a las personas en riesgo o diagnosticadas con enfermedades del corazón, conjuntamente con la medicina convencional.

CoQ10 apoya la salud cardiovascular a través de 3 mecanismos diferentes:

1- Incrementando la producción de ATP y la energía celular.

2- Reduciendo el estrés oxidativo que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca.

3- Mejorando de la síntesis de ATP estabilizando los canales iónicos dependientes del calcio en el miocardio.

En un estudio realizado por Mortensen et al (2014), 420 personas que habían sufrido insuficiencia cardíaca recibieron CoQ10 durante un período de 2 años. El estudio encontró que la ingesta de CoQ10 mejoró los síntomas entre los participantes, redujo los eventos mayores cardiovasculares adversos y mejoró la mortalidad y la morbilidad en general.

Las estatinas son medicamentos utilizados para reducir los niveles sanguíneos de colesterol y/o triglicéridos para ayudar a prevenir enfermedades del corazón, pero uno de los efectos secundarios de las estatinas es que reduce los niveles de ácido mevalónico, que se usa para producir CoQ10, lo que resulta en niveles bajos de CoQ10. Las estatinas también pueden causar dolores musculares en personas que las toman. Algunos estudios han encontrado que la suplementación con CoQ10 ha ayudado a aliviar el dolor muscular asociado a las estatinas, como por ej: un estudio realizado por Caso et al. (2007). Esto puede permitir que aquellos que toman estatinas, pero que experimentan tales efectos secundarios, continúen con su tratamiento, (aunque se precisa de más investigación para confirmar estos hallazgos).

Los estudios también han demostrado que la suplementación con CoQ10 puede mejorar los perfiles generales de lípidos. Por ejemplo, un metanálisis realizado por Jorat et al. (2018) examinó 8 ensayos diferentes incluyendo 267 participantes en el grupo de intervención y 259 en el grupo de placebo. El análisis concluyó que el colesterol total de los participantes se redujo y aumentaron sus niveles de HDL, aunque no se observó un impacto específico en el LDL y triglicéridos. Esto sugiere que CoQ10 puede ofrecer una alternativa a las estatinas, con potencialmente menos efectos secundarios.

Fertilidad: Debido a que con mayor frecuencia las personas ahora esperan hasta más tarde en la vida para formar una familia, los problemas de fertilidad se han convertido en un problema creciente. Esto se debe a que las mujeres más mayores tienen menos probabilidades de quedar embarazadas que las mujeres más jóvenes, y en las mujeres mayores de 35 años los abortos espontáneos son más comunes. Se cree que esto se debe a que la calidad de los óvulos se deteriora con la edad y el cuerpo de la mujer aborta los óvulos fertilizados que están tan dañados que no es probable que sobrevivan. Las anomalías genéticas como el síndrome de Down también son más comunes en los bebés nacidos de mujeres más maduras.

Los resultados de los estudios iniciales han indicado que la CoQ10 puede tener un efecto positivo en la fertilidad masculina y femenina.

En un estudio, se observaron mayores tasas de ovulación y embarazo en mujeres que tomaban el medicamento clomid de la ovulación juntamente con CoQ10, en comparación con el grupo de mujeres que tomaban el mismo medicamento junto con un placebo (El Rafaeey et al, 2014).

En otro pequeño estudio de hombres que tomaban CoQ10 versus un placebo, se descubrió que el grupo CoQ10 tenía una mayor densidad y motilidad espermática, en comparación con el grupo placebo (Safarinejad et al, 2012).

Estos estudios fueron pequeños y se necesita más investigación para confirmar estos resultados, pero los resultados iniciales son muy alentadores.

Mujer y Hombre sonriendo

Anti-envejecimiento: Al ser la piel el órgano más grande del cuerpo, está expuesta a factores ambientales, como las toxinas y los rayos UV, que pueden causar daño oxidativo. La piel también puede verse afectada por factores internos, como el daño celular y los desequilibrios hormonales, que pueden contribuir al avance del proceso de envejecimiento, el adelgazamiento de la piel y las arrugas.

La aplicación tópica de CoQ10 puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento al proporcionar protección antioxidante e incrementar la producción de energía dentro de las células de la piel. La suplementación con CoQ10 también puede ayudar a reducir el riesgo o desarrollar cáncer de piel.

La capacidad antioxidante y el papel de la CoQ10 en la producción de energía sugieren que puede ser protectora para todos los órganos y células del cuerpo y, por lo tanto, puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento internamente, así como a los signos visibles de la edad.

En un estudio previo realizado por Knott et al. (2015) la CoQ10 se aplicó por vía tópica y se midió el nivel de daño oxidativo, junto con la profundidad de las arrugas. El estudio concluyó que la CoQ10 tuvo éxito en la reducción del daño oxidativo y la profundidad de las arrugas. El estudio también encontró que la CoQ10 previno la descomposición del colágeno, ayudando a mantener la elasticidad de la piel.

Dolores de cabeza y migrañas: Hay evidencia que sugiere que la CoQ10 puede ser efectiva para ayudar a aliviar y prevenir dolores de cabeza y migrañas. Se cree que esto se debe a su capacidad para apoyar la función mitocondrial y reducir la inflamación así como el daño oxidativo.

Un estudio realizado por Hershey et al. (2007) en niños y adolescentes que padecían migrañas se examinaron las relaciones entre el bajo estado de CoQ10 y la migraña, y descubrieron que había una correlación entre los bajos niveles de CoQ10 y la prevalencia de migraña. Los pacientes recibieron suplementos de CoQ10 como parte de su plan de tratamiento. Los resultados concluyeron que la suplementación resultó en migrañas menos frecuentes y una menor discapacidad asociada.

Rendimiento del ejercicio: El estrés oxidativo puede afectar la función muscular y, por lo tanto el rendimiento deportivo. La función reducida de las mitocondrias también puede disminuir la energía muscular y dificultar el trabajo eficaz de los músculos.

La CoQ10 puede ayudar a mejorar el rendimiento del ejercicio al ayudar a reducir el daño oxidativo y al estimular la función de las mitocondrias y reducir la fatiga.

Cook et al. (2008) llevó a cabo un estudio para examinar el impacto de la suplementación de CoQ10 en el rendimiento del ejercicio durante un período de 14 días. El estudio encontró que la suplementación con CoQ10 dio como resultado un incremento en las concentraciones séricas de CoQ10, menos estrés oxidativo y un mejor rendimiento en el ejercicio, donde los sujetos necesitaron menos tiempo de descanso. Se necesita más investigación en esta área para confirmar los hallazgos iniciales.

Dosis: La CoQ10 generalmente se recomienda en una dosis de 100 a 200 mg por día. Sin embargo, también se recomiendan dosis más bajas o altas dependiendo de la razón del cliente para tomarlo.

Absorción: Dado que la CoQ10 es un compuesto liposoluble, un suplemento tomado con alimentos que contengan grasa o presentado en grasa, como el aceite vegetal, puede facilitar una absorción más efectiva.

Al igual que con cualquier medicamento, asegúrese de verificar las interacciones y busque la aprobación médica antes de tomar suplementos alimenticios.

Referencias Bibliográficas:

1) Casagrande, D. et al. (2018). Mechanisms of action and effects of the administration of Coenzyme Q10 on metabolic syndrome. Journal of Nutrition & Intermediary Metabolism. Vol. 13: 26-32. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235238591830032X 

2) Caso, G. et al. (2007). Effect of coenzyme Q10 on myopathic symptoms in patients treated with statins. American Journal of Cardiology. Vol. 99(10):1409-12. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17493470 (Accessed 07/08/19) Cook, M. et al. (2008). Effects of acute and 14-day coenzyme Q10 supplementation on exercise performance in both trained and untrained individuals. Journal of the International Society of Sports Nutrition. Vol. 5: 8. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2315638/ (Accessed 10/07/19)

3) El Refaeey, A, et al. (2014). Combined coenzyme Q10 and clomiphene citrate for ovulation induction in clomiphene-citrate-resistant polycystic ovary syndrome. Reproductive Biomedicine Online. Vol 29(1): 119–124. Available at: https://www.rbmojournal.com/article/S1472-6483(14)00178-3/fulltext  (Accessed 10/07/19) Garrido-Maraver, J. et al. (2014). Coenzyme Q10 Therapy. Molecular Syndromology. Vol. 5(3-4): 187–197. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4112525/ (Accessed 26/06/19)

4) Glover, E.L. et al. (2010). A randomized trial of coenzyme Q10 in mitochondrial disorders. Muscle and Nerve. Vol. 42(5): 739-748. Available at: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/ abs/10.1002/mus.21758 (Accessed 10/07/19) Hershey, A.D. et al. (2007). Coenzyme Q10 deficiency and response to supplementation in pediatric and adolescent migraine. Headache. Vol. 47(1): 73-80. Available at: https:// headachejournal.onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1526-4610.2007.00652.x (Accessed 10/07/19)

5) Hoppe, U. et al. (1999). Coenzyme Q10, a cutaneous antioxidant and energizer. Biofactors. Vol 9(2-4): 371-8. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pubmed/10416055 (Accessed 10/07/19)

6) Jorat, M. V. et al. (2018). The effects of coenzyme Q10 supplementation on lipid profiles among patients with coronary artery disease: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Lipids in Health and Disease. Vol. 17(1):230. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30296936 (Accessed 07/08/19)

7) Knott, A. et al. (2015). Topical treatment with coenzyme Q10 containing formulas improves skin’s Q10 level and provides antioxidative effects. Biofactors. Vol 41(6): 383- 390. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4737275/ (Accessed 10/07/19)

8) Mortensen, S.A. et al. (2014). The effect of coenzyme Q10 on morbidity and mortality in chronic heart failure: results from Q-SYMBIO: a randomized double-blind trial. JACC: Heart Failure. Vol. 2(6): 641-649. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/ article/pii/S2213177914003369?via%3Dihub (Accessed 07/08/19)

9) Prahl, S. et al. (2009). Aging skin is functionally anaerobic: importance of coenzyme Q10 for anti aging skin care. International Union of Biochemistry and Molecular Biology. Vol 32(1-4): 245-255. Available at: https://iubmb.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/biof.5520320129 (Accessed 10/07/19)

10) Yorns, W.R. and Hardison, H.H. (2013). Mitochondrial dysfunction in migraine. Seminars in Paediatric neurology. Vol. 20(3): 188-193. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pubmed/24331360 (Accessed 10/07/19)

11) Zafari, M. Et al. (2018). Coenzyme Q10 in the treatment of heart failure: A systematic review of systematic reviews. Indian Heart Journal. Vol. 70(1): S111-S117. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0019483217308696 (Accessed 26/06/19)

12) Zhang, Y. et al. (2018). Ubiquinol is superior to ubiquinone to enhance Coenzyme Q10 status in older men. Journal of Food and Function. Vol. 9(11): 5653-5659. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30302465 (Accessed 07/08/19)

13) Additional Reading Faloon, W. (2007). Has your CoQ10 Become Obselete? Life Extension Magazine. Available at: https://www.lifeextension.com/magazine/2007/1/report_coq10/Page-01 (Accessed 07/08/19) FertilityTips.com (2019). The Role of Coenzyme Q10 on Fertility. Available at: https:// www.fertilitytips.com/the-role-of-coenzyme-q10-on-fertility/ (Accessed 10/07/19)

14) Linus Pauling Institute (2019). Coenzyme Q10. Available at: https://lpi.oregonstate.edu/ mic/dietary-factors/coenzyme-Q10 (Accessed 05/08/19)

15) Safarinejad, M.R. et al. (2012). Effects of the reduced form of coenzyme Q10 (ubiquinol) on semen parameters in men with idiopathic infertility: a double-blind, placebo controlled, randomized study.

16) Journal of Urology. Vol. 188(2):526-31. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22704112 (Accessed 07/08/19)

17) Sameco, A. (2017). 9 Benefits of Coenzyme Q10 (CoQ10). Healthline. Available at: https://www.healthline.com/nutrition/coenzyme-q10#section1 (Accessed 26/06/19)

18) Shea, A. (2019). Differences Between Conventional and Ubiquinol CoQ10. Available at: https://ubiquinol.org/ubiquinol-vs-coq10 (Accessed 26/06/19)

19) Web MD (2019). Ubiquinol.

 

Exención de responsabilidad: La información anteriormente descrita es sólo para fines informativos, por tanto no intenta influir, diagnosticar ni reemplazar el consejo, tratamiento médico o del profesional de la salud. Se basa en estudios científicos (humana, animal o in vitro), la experiencia clínica, o el uso tradicional, como se cita en cada artículo. Los resultados reportados no necesariamente pueden ocurrir en todos los individuos. No se recomienda el auto-tratamiento para condiciones que amenazan la vida que requieren tratamiento médico bajo el cuidado de un médico. Para muchas de las enfermedades que se describen el tratamiento con prescripción o medicamentos de venta libre también está disponible. Consulte a su médico y/o farmacéutico para cualquier problema de salud antes de utilizar algún suplemento/complemento alimenticio o de hacer algún cambio en los medicamentos prescritos.

2020-04-01