Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

Té verde

Las hojas frescas del árbol del té contienen una alta cantidad de flavanoles (derivados de los flavonoides) de estructura monomérica, conocidos como catequinas, y también formas polimerizadas de las catequinas.

Por:

Descripción

Las hojas frescas del árbol del té contienen una alta cantidad de flavanoles (derivados de los flavonoides) de estructura monomérica, conocidos como catequinas, y también formas polimerizadas de las catequinas. Las principales catequinas presentes en el té son la epicatequina (EC), la epigallocatequina (EGC), la epicatequina gallato (ECG), y la epigallocatequina gallato (EGCG), siendo esta última la catequina más abundante en el té y la que despierta mayor interés e investigación. El té contiene también cafeína. Cuando las catequinas toman contacto con las polifenol oxidasas, como ocurre cuando se enrollan las hojas del té para la producción del oolong y del té negro, la oxidación produce estructuras diméricas y poliméricas de los flavanoles, dando origen a las teaflavinas (estructuras diméricas) y a las tearrubiginas (estructuras poliméricas), que son los derivados que le aportan el color y sabor característico al té negro.

De esta forma, el té verde contiene una alta concentración de catequinas y baja cantidad de teaflavinas y tearrubiginas, el oolong contiene cantidades intermedias de estos productos y el té negro contiene bajas cantidades de catequinas y alto contenido de los dímeros y polímeros. Además de los flavanoles, el té, particularmente el té verde, contiene también una pequeña cantidad de una gran variedad de flavonoides como la quercetina, la miricetina y el kanferol, entre otros, todos ellos en la forma de glicósidos. Una típica infusión de té preparada a partir de un gramo de hoja de té y 100 ml de agua caliente, provee aproximadamente 250-350 mg de material sólido, constituido por 35-45% de catequinas (en sus diversos grados de polimerización) y un 6% de cafeína. Una taza de café preparada en las mismas condiciones puede contener hasta un 25% de cafeína

Las hojas de la planta del té se cuecen al vapor, luego se enrollan y secan. El vapor anula las enzimas que fermentan las hojas. En el té verde, al no fermentarse, se conservan sus sustancias más importantes: los polifenoles, unos antioxidantes muy fuertes que protegen contra el daño a la estructura celular. También contiene fluor, catequinas y taninos.

El té se caracteriza por contener un 30% de polifenoles, entre los cuales destacan los ácidos fenólicos y los flavonoides, compuestos con propiedades antioxidantes que participan en la eliminación de los radicales libres del oxígeno.

Todos los tés contienen cafeína:

Tipo de té Cafeína (mg/litro)
Verde 40-211
Negro 177-303
Café 306-553

Propiedades

Enfermedades cardiovasculares

Muchos estudios epidemiológicos han asociado consumición de té y enfermedades cardiovasculares. Estudios realizados en el Cedars-Sinai Medical Center demuestran que el té verde bloquea la formación de placas en las arterias (arteriosclerosis).

La EGCG y la teaflavina digallato evitan o retrasan la oxidación de los tocoferoles contenidos en las LDL, con lo cual inhiben la oxidación de estas lipoproteínas. Las catequinas del té verde inhiben la proliferación de la musculatura lisa del epitelio de la aorta, que conduce al estrechamiento de esta. Los flavonoides contenidos tanto en el té verde como el té negro (quercetina, miricetina y kanferol), inhiben la oxidación de las LDL al permitir la regeneración de los tocoferoles, antioxidantes naturales de estas lipoproteínas.

Acciones sobre el metabolismo del colesterol: Los resultados son concluyentes en el sentido de que, a largo plazo, el consumo de té produce una hipocolesterolemia. El mecanismo es desconocido y parece no estar relacionado con los efectos antioxidantes. Se ha observado que el consumo de té inhibe la actividad de la lipasa intestinal (pancreática), con lo cual disminuye la capacidad hidrolítica de la enzima sobre las grasas. Este efecto se traduciría en una menor absorción de triglicéridos (como monoglicéridos) y de colesterol.

Las células endoteliales de los vasos sanguíneos juegan un papel importante en la vasodilatación. La consumición de té mejora la vasodilatación a nivel endotelial en pacientes con enfermedades coronarias y pacientes con niveles de colesterol ligeramente elevados. En la Universidad de Maryland se hicieron estudios con té verde después una comida rica en grasas. La consumición de una comida alta en grasas puede producir una reacción en cadena en los vasos sanguíneos, impidiendo su capacidad de dilatación. El estudio concluyó que el té reducía el impacto negativo de una comida alta en grasa sobre la función vascular.

Efecto protector inVitro de las catequinas y polifenoles del té, en la enfermedad cardiovascular

Cáncer

El té parece tener una actividad preventiva contra el cáncer en una gran variedad de ellos: piel, pulmón, boca, esófago, estómago, colon, páncreas, vejiga y próstata. En la mayoría de los casos, los flavonoides parecen ser los responsables de este efecto, pero la cafeína también ha demostrado tener actividad preventiva en algunos modelos animales de cáncer de piel y pulmón. Parece ser que los flavonoides modulan las vías celulares que provocan la transformación de células sanas en células cancerígenas. La EGCG y la ECG inhiben in Vitro la actividad de varias kinasas, metilasas y acetilasas, pudiendo así inhibir la promoción del crecimiento tumoral. Por lo que hace referencia a los posibles mecanismos moleculares por los cuales los compuestos contenidos en el té pueden ejercer su actividad antitumoral, debe mencionarse su capacidad antioxidante, la cual se traduce en:

La estructura catecólica de los polifenoles del té favorece la acción secuestrante de iones metálicos, reduciendo así la concentración de iones férricos y ferrosos, fundamentales en la formación de radicales libres de oxígeno.
Su acción secuestrante sobre aniones superóxido y radicales hidroxilo, los cuales pueden dañar el ADN celular e iniciar reacciones de peroxidación.

Los flavonoides contenidos en el té pueden reaccionar con peróxidos, anulando sus efectos. Los peróxidos desempeñan un papel importante en la carcinogénesis, dañando al ADN, afectando la expresión genética o alterando el crecimiento y la diferenciación celular.

Los compuestos contenidos en el té pueden bloquear la formación de compuestos nitrosos como las nitrosaminas, inhibiendo la nitrosación en humanos.

Estudios en animales parecen demostrar que el consumo de té bloquea parcialmente las reacciones de activación de carcinógenos que involucran al citocromo P450 hepático.

Se ha identificado que la EGCG bloquea el ciclo celular de células en cultivo en la etapa G 1 (fase primaria del ciclo de división celular) e induce la apoptósis de células tumorales. El mismo polifenol es un efectivo inhibidor de la enzima urokinasa, con lo cual bloquea la división celular. Además, la EGCG bloquea la interacción de la fibronectina con una proteína receptora (receptor de fibronectina) de la membrana celular, con lo cual impediría el movimiento de las células transformadas.

Efecto protector de las catequinas y polifenoles del té en la iniciación, promoción y progresión del cáncer

Pérdida de peso

Se puede conseguir una reducción en el peso mediante reducciones a largo plazo de la ingesta energética y/o aumentos en el gasto energético. Se ha visto que el té verde tiene propiedades temogénicas y promueve la oxidación de las grasas más alla´de lo que se puede explicar por el efecto de la cafeína. El extracto de té verde puede jugar un papel en el control de la composición corporal, vía la activación simpática de la termogénesis. También e vio un descenso en la oxidación de los carbohidratos a favor de una mayor oxidación de las grasas. Esto no parece deberse solamente a la cafeína, sino en gran parte a los flavonoides o catequinas contenidas en el té verde, las cuales in vitro inhiben la enzima que degrada la norepinefrina. Dado el importante papel del SNS y su neurotransmisor norepinefrina en el control de la termogénesis y la oxidación de las grasas, es factible que estas catequinas, al inhibir la enzima, den lugar a un aumento o un efecto más prolongado de la norepinefrina en la termogénesis o metabolismo de las grasas. Lo notable es que, aunque estimulan la termogénesis y la oxidación de grasas, no aumentan el ritmo cardiaco y, por lo tanto, pueden usarse en individuos obesos con hipertensión y otras complicaciones cardiovasculares.

Mecanismos por los cuales el extracto de de té verde actúa en la obesidad

  • Mejora el balance energético.
  • Reduce el colesterol y los niveles de glucosa en sangre y su influencia en la grasa corporal.
  • Estimula la b -oxidación en el hígado.

Osteoporosis

Tres estudios en mujeres británicas y canadienses y hombres y mujeres taiwaneses, demostraron que una consumición regular de té estaba asociada a una mayor densidad ósea. La fractura de cadera es una de las consecuencias más serias de la osteoporosis. Un estudio de países mediterráneos vio que una baja consumición de té estaba asociada a un mayor riesgo de fractura de cadera en hombres y mujeres.

El mecanismo de acción sobre la densidad ósea no está claro, pero se piensa que el contenido de flúor y/o los polifenoles jueguen un papel importante. Los polifenoles podrían preservar la masa ósea a través de un efecto estrogénico, al disminuir el estrés oxidativo o alterando la expresión de los genes

Caries dental

Las concentraciones de flúor en el té, son comparables a los recomendados para la prevención de caries dental. El té verde inhibe el crecimiento y la producción de ácido de las bacterias productoras de cavidades in vitro. Un estudio de más de 6.000 niños de catorce años en el Reino Unido, determinó que aquellos que bebían té tenían significativamente menos caries que aquellos que no bebían té.

Cálculos renales

Dos grandes estudios hallaron que el riesgo de desarrollar cálculos renales sintomáticos disminuyó en un 8% en mujeres y un 14% en hombres por cada taza de té (235 ml) consumida al día. Los cálculos renales son similares en el ámbito epidemiológico a la arteriosclerosis en mecanismo, composición de la calcificación y edad más frecuente. La calcificación es inhibida por antioxidantes. El té verde contiene un 13% de catequinas con un efecto antioxidante. En los estudios realizados, el tratamiento con té verde disminuyó la excreción de oxalato urinario y la formación de depósitos de oxalato cálcico.

Usos terapéuticos

  • Prevención del cáncer.
  • Coadyuvante en el tratamiento del cáncer. Se ha demostrado que la EGCG inhibe la actividad de la enzima telomerasa, por lo cual induce la senescencia de células tumorales en cultivo y las hace más vulnerables a la acción de agentes terapeúticos químicos y físicos utilizados en el tratamiento del cáncer.
  • Importantes efectos inhibidores de la iniciación de al aterogénesis, derivada de la oxidación de las LDL.
  • Efectos hipocolesterolémicos y vasodilatadores.
  • Pérdida de peso.
  • Prevención de caries dental.
  • Coadyuvante en la prevención de cálculos renales.
  • Acción bactericida.
  • Suprime el mal aliento: actúa contra las trimetilaminas y el amoníaco que producen mal aliento .

¿Cómo se debe tomar?

Dosificación

Se recomiendan complementos alimenticios de extracto de té verde, estandarizados sobre el contenido en catequinas o polifenoles. También es recomendable que el extracto contenga el aminoácido L-teanina, ya que parece ser el responsble del efecto relajante del té verde; además es un antídoto de la cafína y hace de ansiolítico natural.

La dosis recomendada por la mayoría de los estudios científicos oscila entre 250 mg y 500 mg de polifenoles al día, según el desordén a tratar.

Guía de uso

Los complementos alimenticios en forma de extracto estandarizado de té verde, se deben tomar fuera de las comidas, con un vaso de agua.

Interacciones con otros medicamentos

Un consumo excesivo de té verde puede disminuir los efectos terapéuticos del anticoagulante warfarina. Algunas sustancias pueden inhibir el metabolismo de la cafeína y, por lo tanto, aumentar sus efectos adversos: cimetidina (Tagamet), disulfiram (Antabuse), estrógenos, fluoroquinolone antibióticos (ej. ciprofloxacina, enoxacina, norfloxacina), fluconazole (Diflucan), fluvoxamina (Luvox), mexilitina (Mexitil), riluzol (Rilutek), terbinafina (Lamisil) y verapamil (Calan). Ingestas altas de cafeína pueden aumentar la toxicidad de algunas sustancias como albuterol (Alupent), clozapina (Clozaril), efedrina, epinefrina, inhibidores de la monoamino oxidasa, phenlypropanolamina y teofilina.

Interacciones con otros nutrientes

Hierro no hémico

Los flavonoides en el té pueden captar el hierro no hémico, inhibiendo su absorción intestinal. Por ello es recomendable tomar la infusión o los suplementos fuera de las comidas, para maximizar la absorción de hierro.

Posibles efectos secundarios

Pacientes con cáncer que tomaban 6 grs de extracto de té al día tuvieron efectos gastrointestinales moderados, como nauseas, vómitos, dolores abdominales y diarreas. También se han detectado en algunos casos síntomas a nivel de SNC, como inquietud, insomnio, temblores, mareos y confusión. Probablemente se deben a los efectos de la cafeína.

Advertencias

Embarazo y lactancia

No se ha establecido un nivel idóneo para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Algunas organizaciones aconsejan limitar la ingesta de cafeína a 300 mg/día, porque cantidades superiores aumentan el riesgo de aborto o de niños de bajo peso al nacer.

Investigaciones recientes

Según investigadores de la Universidad de Kansas, el principal antioxidante del té verde, EGCG, es 100 veces más potente que la vitamina E en cuanto a la protección del ADN del tipo de daño que podría producir cáncer.

Bibliografía

  1. Alimentación y Cáncer. Joseph M. Argilés y Francisco J.López-Soriano. Universidad de Barcelona.
  2. Tea polyphenols: prevention of cancer and optimizing health. Hasan Mukhtar and Nihal Ahmad. AJCN. 71. nº 6.2000
  3. J Urol. 2005 Jan;173(1):271-5.Preventive effects of green tea on renal stone formation and the role of
  4. oxidative stress in nephrolithiasis. Itoh Y, Yasui T, Okada A, Tozawa K, Hayashi Y, Kohri K.
  5. Efficacy of green tea extract rich in catechin polyphenols and caffeine in increasing 24-h energy expenditure and fat oxidation in humans. Abdul G Dulloo et al.
  6. AJCN Vol 70. Nº6 Dec. 1999
  7. Peters U, Poole C, Arab L. Does tea affect cardiovascular disease? A meta-analysis. Am J Epidemiol. 2001;154(6):495-503.
  8. Sesso HD, Gaziano JM, Liu S, Buring JE. Flavonoid intake and the risk of cardiovascular disease in women. Am J Clin Nutr. 2003;77(6):1400-1408.
  9. Vita JA. Tea consumption and cardiovascular disease: effects on endothelial function. J Nutr. 2003;133(10):3293S-3297S. Lambert JD, Yang CS. Mechanisms of cancer prevention by tea constituents.
  10. J Nutr. 2003;133(10):3262S-3267S. Williams RJ, Spencer JP, Rice-Evans C. Flavonoids: antioxidants or signalling molecules? Free Radic Biol Med. 2004;36(7):838-849.
  11. Higdon JV, Frei B. Tea catechins and polyphenols: health effects, metabolism, and antioxidant functions. Crit Rev Food Sci Nutr. 2003;43(1):89-143.
  12. Hoshiyama Y, Kawaguchi T, Miura Y, et al. A prospective study of stomach cancer death in relation to green tea consumption in Japan . Br J Cancer. 2002;87(3):309-313.
  13. Arab L, Il’yasova D. The epidemiology of tea consumption and colorectal cancer incidence. J Nutr. 2003;133(10):3310S-3318S.
  14. Manach C, Scalbert A, Morand C, Remesy C, Jimenez L. Polyphenols: food sources and bioavailability. Am J Clin Nutr. 2004;79(5):727-747.
  15. Hegarty VM, May HM, Khaw KT. Tea drinking and bone mineral density in older women. Am J Clin Nutr. 2000;71(4):1003-1007.
  16. Hoover PA , Webber CE, Beaumont LF, Blake JM. Postmenopausal bone mineral density: relationship to calcium intake, calcium absorption, residual estrogen, body composition, and physical activity. Can J Physiol Pharmacol. 1996;74(8):911-917.
  17. Wu CH, Yang YC, Yao WJ, Lu FH, Wu JS, Chang CJ. Epidemiological evidence of increased bone mineral density in habitual tea drinkers. Arch Intern Med. 2002;162(9):1001-1006.
  18. Kanis J, Johnell O, Gullberg B, et al. Risk factors for hip fracture in men from southern Europe : the MEDOS study. Mediterranean Osteoporosis Study. Osteoporos Int. 1999;9(1):45-54.
  19. Johnell O, Gullberg B, Kanis JA, et al. Risk factors for hip fracture in European women: the MEDOS Study. Mediterranean Osteoporosis Study. J Bone Miner Res. 1995;10(11):1802-1815.
  20. Chen Z, Pettinger MB, Ritenbaugh C, et al. Habitual tea consumption and risk of osteoporosis: a prospective study in the women’s health initiative observational cohort. Am J Epidemiol. 2003;158(8):772-781.
  21. Trevisanato SI, Kim YI. Tea and health. Nutr Rev. 2000;58(1):1-10.
  22. Rasheed A, Haider M. Antibacterial activity of Camellia sinensis extracts against dental caries. Arch Pharm Res. 1998;21(3):348-352.
  23. Jones C, Woods K, Whittle G, Worthington H, Taylor G. Sugar, drinks, deprivation and dental caries in 14-year-old children in the north west of England in 1995. Community Dent Health. 1999;16(2):68-71.
  24. Curhan GC, Willett WC, Speizer FE, Stampfer MJ. Beverage use and risk for kidney stones in women. Ann Intern Med. 1998;128(7):534-540.
  25. Hurrell RF, Reddy M, Cook JD. Inhibition of non-haem iron absorption in man by polyphenolic-containing beverages. Br J Nutr. 1999;81(4):289-295.
  26. Zijp IM, Korver O, Tijburg LB. Effect of tea and other dietary factors on iron absorption. Crit Rev Food Sci Nutr. 2000;40(5):371-398.
  27. Rev Chil Nutr Vol.31,No.2, Agosto 2004 El consumo de té y la salud: características y propiedades benéficas de esta bebida milenaria. Alfonso Valenzuela B.

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.