Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

Complementos alimenticios para el tratamiento de la fibromialgia primaria

Revista de medicina nutricional y ambiental (2000) 10, 189-199 Investigación Clínica Suplementos alimenticios para el tratamiento de la fibromialgia primaria: ensayo doble-ciego y cruzado con antocianidinas y placebo 1 Department of Medical Specialties, Southampton General Hospital, Tremona Road, Southampton SO16 6YD, UK; 2 East Berkshire Community Trust, Ewhurst House, King Edward VII Hospital, Windsor SLA 3TS, […]

Por:

Revista de medicina nutricional y ambiental (2000) 10, 189-199

Investigación Clínica

Suplementos alimenticios para el tratamiento de la fibromialgia primaria: ensayo doble-ciego y cruzado con antocianidinas y placebo

1 Department of Medical Specialties, Southampton General Hospital, Tremona Road, Southampton SO16 6YD, UK; 2 East Berkshire Community Trust, Ewhurst House, King Edward VII Hospital, Windsor SLA 3TS, UK; 3 Hugh Sinclair Unit of Human Nutrition, Department of Food Science and Technology, The University of Reading, PO Box 226, Whiteknights, Reading RG6 6AP, UK; 4 Department of Rheumatology, Royal Berkshire & Battle Hospitals NHS Trust, Battle Hospital, Oxford Road, Reading, RG30 1AG, UK.

Resumen

Propósito : Determinar si las antocianidinas administradas como suplemento alimenticio son efectivas en el tratamiento contra la fibromialgia primaria.

Diseño: Experimento doble ciego, al azar y cruzado comparando 3 dosis distintas de antocianidinas y placebos.

Materiales y métodos: Doce pacientes con fibromialgia entre moderada y severa fueron tratados cada uno de ellos con dosis de antocianidinas de 120, 80 y 40mg/día y con placebo durante tres meses después de un periodo de un mes de observación basal o inicial. Todos los tratamientos fueron administrados oralmente en cápsulas idénticas. Las variables primarias para evaluar la efectividad de los tratamientos fueron la severidad de los síntomas dolorosos, la fatiga y los problemas del sueño recopilados por el paciente en anotaciones diarias, la valoración del paciente sobre la efectividad de cada tratamiento y el tratamiento preferido por el paciente. Las variables secundarias fueron la evaluación por parte del investigador de la severidad de los síntomas y las puntuaciones del paciente en un Cuestionario General de Salud (GHQ28).

Resultados: Diez personas completaron el ensayo. Dos personas se retiraron, una de ellas debido a supuestos efectos adversos del tratamiento y otra debido a otra enfermedad concurrente. El test Friedman 2-way ANOVA mostró efectos significativos en el tratamiento de los trastornos del sueño recopilados por el paciente (p=0,01), en la fatiga evaluada por el investigador (p=0.01) y en las puntuaciones obtenidas en el Cuestionario General de Salud (GHQ28).

Conclusiones: Este ensayo sobre el uso de Antocianidinas en el tratamiento de la fibromialgia ha mostrado pequeños pero estadísticamente significativos beneficios a la dosis de 80mg/día, la dosis recomendada para estas sustancias para ser utilizadas como suplementos alimenticios. Podría ser por tanto de utilidad, que pacientes que sufren de esta condición crónica siguieran un ensayo terapéutico individual. Se recomienda un mínimo de tres meses de tratamiento. Con toda probabilidad serán llevados acabo sucesivos ensayos con Antocianidinas en un número mayor de pacientes.

Palabras clave: Antocianidinas, ensayos clínicos, depresión, suplementos alimenticios, método doble ciego, fibromialgia, placebos, síndrome del intestino irritable, IgA.

ISSN 1359-0847 print/ISSN 1364-6907 online/00/030189-11 Ó Taylor & Francis Ltd

Definición: dolor, a la palpación digital debe de presentarse en al menos 11 de los 18 puntos sensibles siguientes:

  • Occipucio (2) – en la inserción de los músculos suboccipitales.
  • Cervicales (2) – base del raquis cervical, espacios entre C5 y C7.
  • Trapecio (2) – parte media del borde superior del trapecio.
  • Fosa supraespinosa (2) – encima de la escápula, cerca de la línea media.
  • Segunda costilla (2) – segunda unión condrocostal.
  • Epicóndilo del húmero (2) – a 2cm del epicóndilo.
  • Glúteo (2) – cuadrante supero externo del glúteo.
  • Gran trocánter (2) – eminencia del gran trocánter.
  • Rodilla (2) – inserción tibial del semitendinoso y el semimembranoso.
  • La palpación digital ha de realizarse con una fuerza aproximada de 4 kg . EL punto sensible debe resultar doloroso a la palpación, no simplemente “sensible”.

Figura 1.Criterios de diagnóstico del síndrome de la fibromialgia

Introducción

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por dolor crónico músculo-esquelético, fatiga y múltiples puntos sensibles. El criterio requerido para el diagnóstico propuesto por el Colegio Norteamericano de Reumatología [1] es dolor generalizado de al menos tres meses de duración en combinación con dolor a la palpación digital de once o más de los dieciocho puntos “sensibles” específicos (figura 1). El dolor es considerado generalizado si existe en ambos lados del cuerpo y tanto por encima como por debajo de la cintura.

No existe un tratamiento definitivo contra la fibromialgia, aunque muchos pacientes son tratados con una combinación de analgésicos estándar y bajas dosis de antidepresivos. No se sabe con claridad si los aclamados beneficios de los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina resultan de su actividad antidepresora o de otros efectos en el metabolismo de la serotonina. Se ha demostrado que los pacientes con fibromialgia presentan bajos niveles en el suero de serotonina y de triptófano y una densidad elevada de receptores de serotonina [2,3]. La amitriptilina es ampliamente utilizada como tratamiento pero se vio que muchos de los ensayos placebo-controlados que habían demostrado tener beneficios lo hacían por las mejoras realizadas en las medidas tomadas en el pre-estudio más que por las comparaciones con el placebo [4, 5]. Una revisión de tres ensayos utilizando inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs) concluyó que no está claro, con las pruebas disponibles, que estos inhibidores fueran beneficiosos para el tratamiento contra la fibromialgia [6]. Un ensayo placebo-controlado con 5-hidroxitriptófano mostró que todos los parámetros clínicos mejoraron pero de nuevo esto estaba basado en comparaciones del grupo con el periodo inicial en vez en comparaciones entre grupos [7]. Un ensayo con ondansetron, un receptor tipo 3 antagonista de la 5-hidroxitriptamina también demostró mejoras en el dolor y en los puntos sensibles pero sólo con análisis de un grupo [8]. En una revisión de 24 ensayos clínicos controlados los autores identificaron significativas fuentes potenciales de errores, inadecuada aleatoriedad, inadecuada realización de los estudios doble-ciego, errores en la medida de los resultados y análisis de datos inapropiados [9].

En la ausencia de pautas claras para un tratamiento óptimo, muchos pacientes se deciden por los remedios alternativos, incluyendo la homeopatía y los suplementos herbáceos y alimentarios. Los suplementos de magnesio están recomendados particularmente en combinación con el ácido málico [10]. Sin embargo, un ensayo doble-ciego, placebo-controlado con magnesio (300 mg/día) más ácido málico (1.200 mg/día) fracasó al no demostrar ningún efecto, pero la administración de altas dosis probaron su efectividad [11].

Un grupo de complementos alimenticios que se recomiendan a veces son las antocianidinas. Las antocianidinas son miembros del grupo de los flavonoides derivados de plantas. Los flavonoides son compuestos no nutritivos de plantas que han sido ampliamente investigados estos últimos años por su posible efecto protector contra enfermedades crónicas [12]. Estudios in vitro demuestran que tienen una considerable actividad antioxidante principalmente basada en la captura de los radicales de oxígeno [13]. Los flavonoides y las antocianidinas se encuentran normalmente en las frutas y vegetales europeos. Además el té negro y el vino tinto tendrían un alto contenido de estos compuestos. Los pigmentos de antocianidina confieren los colores rojo, azul y violeta a la naturaleza y las fuentes de antocianidinas utilizadas en este ensayo fueron las semillas de uva ( Vitis vinifera), arándanos negros ( Vaccinium myrtilus), y arándanos rojos ( Vaccinium macrocarpon). El producto es manufacturado y vendido por Lamberts Healthcare Ltd, 1 Lamberts Road, Tunbridge Wells, Kent TN2 3BE, UK bajo el nombre de Colladeen TM .

Se recomienda las antocianidinas para el tratamiento de trastornos circulatorios, para aumentar los niveles intracelulares de vitamina C, para dar apoyo a las estructuras de colágeno así como para prevenir la destrucción del colágeno. Como es posible que algunos de los problemas encontrados en la fibromialgia se puedan derivar de una mala circulación periférica y de problemas relacionados con el colágeno se pensó que un estudio piloto basado en estas sustancias era justificable, particularmente a la luz de las significativas evidencias encontradas en los pacientes durante el uso de estos derivados de plantas.

El objetivo primario de este experimento es determinar si las antocianidinas pueden mejorar los síntomas principales asociados a la fibromialgia, como el dolor, la fatiga y los trastornos del sueño.

Materiales y métodos

Pacientes

Pacientes adultos de más de 16 años que habían sido diagnosticados de fibromialgia por un reumatólogo o un médico de cabecera fueron invitados a tomar parte en el estudio. Fueron excluidos del mismo aquellas mujeres embarazadas en periodo de lactancia o aquellas con alta probabilidad de engendrar que no estaban tomando adecuadas medidas contraceptivas. Después de una visita inicial, a aquellos que aceptaron participar en el estudio se les pidió que registraran en un diario la severidad del dolor, la fatiga y los trastornos del sueño durante un periodo de cuatro semanas, el periodo inicial o basal. Al final del periodo inicial, una vez que se demostró en el diario que aparecían los síntomas de dolor y fatiga la mayoría de los días, se les invitó a entrar en el periodo de tratamiento de la investigación. Doce pacientes que cumplían los criterios de admisión fueron reclutados y comenzaron el periodo inicial. Uno de los pacientes fue diagnosticado durante el periodo inicial de hipotiroidismo y fue rechazado y reemplazado. Doce pacientes comenzaron el periodo inicial de tratamiento. Todos ellos eran mujeres de edad media 45,6 +/- 5,9 años y habían sido diagnosticadas 4,2 +/- 2,3 años antes.

Diseño del experimento

Era un estudio cruzado doble-ciego y placebo-controlado en el que los pacientes de fibromialgia seleccionados recibieron cuatro tratamientos. El orden de los tratamientos fue al azar en bloques de cuatro, cada tratamiento siendo suministrado durante un periodo de doce semanas. El periodo total de ensayo fue de 52 semanas con cuatro periodos de tratamiento, cada uno de doce semanas, precedido de cuatro semanas de periodo inicial. Los pacientes fueron seguidos por el investigador cada cuatro semanas. Los detalles del orden del tratamiento se muestran en la tabla 1.

TABLA 1. Código del tratamiento

Paciente nº

Periodo 1

Periodo 2

Periodo 3

Periodo 4

1 C A B D
2 A C D B
3 B D A C
4 D B C A
5 D A C B
6 B C A D
7 A B D C
8 C D B A
9 A C D B
10 B D A C
11 C A B D
12 D B C A

Evaluaciones subjetivas y clínicas

Anotaciones de síntomas diarios:

Durante el periodo del ensayo los pacientes mantuvieron un diario en el que registraban la severidad de los síntomas de dolor, fatiga y trastornos del sueño. Dolor y fatiga fueron registrados en una escala de 5 puntos:

  • 0 = sin síntomas
  • 1 = severidad leve
  • 2 = severidad moderada
  • 3 = severidad severa
  • 4 = severidad elevada

El sueño también fue registrado en una escala de 5 puntos:

  • 0 = duerme bien toda la noche, se despierta despejado
  • 1 = sueño ligeramente perturbado por la fibromialgia, se despierta ligeramente cansado
  • 2 = sueño moderadamente perturbado por la fibromialgia, se despierta bastante cansado
  • 3 = sueño severamente perturbado por la fibromialgia, se despierta muy cansado
  • 4 = sueño muy severamente perturbado por la fibromialgia, se despierta muy cansado sin conseguir beneficio alguno del descanso nocturno.

Eficacia general

Al final del periodo de doce semanas de tratamiento se les preguntó a los pacientes si el tratamiento que habían seguido las doce semanas anteriores había sido: muy efectivo, moderadamente efectivo, ligeramente efectivo, sin efecto, empeoramiento de la enfermedad. Al final del tratamiento se les preguntó a los pacientes cuál de los tratamiento consideraban que había sido el más efectivo.

Síntomas o sucesos inesperados o no habituales

En la visita que se les realizaba a los pacientes cada cuatro semanas se les preguntó si habían experimentado algún síntoma no habitual o inesperado durante las cuatro semanas anteriores. Cada síntoma no habitual o inesperado era registrado por el investigador con los detalles de la duración, la severidad, si había parado o continuaba, si había sido necesario tomar alguna medida y la relación probable con el tratamiento.

Evaluación de la salud general

Al principio y al final del periodo basal y al final de cada periodo de tratamiento los pacientes completaron un Cuestionario de Salud General (GHQ 28), NFER-Nelson, 2 Oxford Road East, Windsor, Berks SL41DF, UK. Esta es una versión con escala de un cuestionario desarrollado originalmente para identificar desórdenes psiquiátricos [14]. Consiste en 28 preguntas divididas en cuatro secciones:

  • A = síntomas somáticos.
  • B = ansiedad e insomnio
  • C = disfunciones sociales
  • D = depresión severa

La puntuación máxima es 28 y una puntuación de 5 o más indica un trastorno clínico. Puntuaciones en el rango 6-11 indican casos de severidad leve y en el rango 12-28 de severidad moderada a elevada.

Evaluación clínica

En la visita mensual uno de los dos investigadores hizo una evaluación de la severidad del dolor, la fatiga y los trastornos del sueño experimentados por el paciente durante las cuatro semanas anteriores utilizando los mismos sistemas de escala y puntuación a los utilizados por el paciente. Esta evaluación fue hecha después de preguntar al paciente y de revisar sus anotaciones diarias. Al final del tratamiento se examinó a los pacientes en busca de puntos sensibles asociados a la fibromialgia primaria.

Otras investigaciones

Se tomaron muestras de esputo para medir la concentración en la saliva de Inmunoglobulina A (IgA).

Tratamientos

Los cuatro tratamientos comparados fueron:

  • (1) Antocianidinas 120 mg/día -1
  • (2) Antocianidinas 80 mg/día -1
  • (3) Antocianidinas 40 mg/día -1
  • (4) Placebo

En el placebo iban contenidos los excipientes en los cuales están resuspendidas las antocianidinas. Todos los tratamientos se suministraron en cápsulas idénticas, todas las cápsulas estaban recubiertas con óxido de hierro para poder disimular el contenido. Los pacientes tomaron tres cápsulas al día durante 52 semanas. Las tres cápsulas que se tomaban cada día contenían:

  • Todas 40 mg, ó
  • Dos 40 mg y una placebo, ó
  • Una 40 mg y dos placebo, ó
  • Todas placebo

Otras medicaciones

Se permitió a los pacientes continuar con cualquier tratamiento que estuviesen tomando para la fibromialgia. En la medida de las posibilidades las dosis se mantuvieron constantes durante el experimento. Cualquier tratamiento adicional necesario para paliar los síntomas fue registrado.

Aprobación ética

El protocolo fue aprobado por el comité West Berkshire Ethical Review y todos los pacientes leyeron y firmaron el formulario de consentimiento informado.

Métodos analíticos

Las variables primarias de la eficacia del tratamiento fueron las diferencias en la puntuación de la severidad de los síntomas en las anotaciones diarias entre los cuatro tratamientos y la opinión del paciente sobre cada tratamiento y el tratamiento preferido. Las variables secundarias incluían la opinión del investigador sobre el tratamiento y las diferencias en las puntuaciones registradas al final de cada tratamiento en el GHQ28 (Cuestionario de Salud General). Se calculó la media de las puntuaciones en las anotaciones diarias de los síntomas para cada paciente durante los doce meses de tratamiento. Las comparaciones se hicieron entre las medias de las puntuaciones mensuales de las anotaciones de los síntomas tomando sólo el tercer mes de cada periodo de tratamiento. Se utilizó el test 2-way Friedman ANOVA para los datos no paramétricos con el paciente y el tratamiento como factores. Se utilizó sólo el tercer mes para evitar cualquier efecto residual del anterior tratamiento ya que no hubo periodo de descanso entre los diferentes tratamientos.

Para el Cuestionario de Salud General la puntuación total fue calculada para cada paciente al final de cada periodo de tratamiento y la puntuación media derivada de cada tratamiento. De manera similar, las puntuaciones medias de la severidad de cada síntoma durante el tercer mes de tratamiento, evaluadas por el investigador, fueron calculadas. Ambas medias y aquellas del Cuestionario de salud general se compararon utilizando el 2-way Friedman ANOVA.

Un valor de p < 0.05 se consideró como estadísticamente significativo. Los test estadísticos se realizaron usando la versión Graphpad InStat 3.00 Windows 95, Graphpad Software, san Diego, California, USA.

Resultados

Doce pacientes comenzaron el tratamiento. Diez pacientes lo completaron. Dos pacientes lo dejaron, uno por efectos adversos asociados a las cápsulas utilizadas para el test (indigestión severa) y el otro porque fue diagnosticado de hiperactividad de la glándula tiroides y diabetes y se sintió incapaz de continuar. Los datos de un tercer paciente fueron excluidos del análisis debido a que perdió sus anotaciones diarias al final del periodo del tratamiento. Por lo tanto los datos de nueve personas fueron incluidos en el análisis.

TABLA 2. Puntuaciones de las anotaciones diarias durante el mes del periodo inicial y el último mes de cada tratamiento (n=9)

Síntomas Periodo inicial Antocianidinas 120 mg/día Antocianidinas 80 mg/día Antocianidinas 40 mg/día Placebo friedman 2-way ANOVA
Media (SD) Fr p
Dolor 2,25 (0,79) 2,38 (0,95) 2,29 (0,81) 2,20 (0,89) 2,49 (0,77) 3,000 0,39
Fatiga 2,24 (0,69) 2,48 (0,91) 2,39 (0,81) 2,48 (0,59) 2,73 (0,75) 5,933 0,11
Sueño 2,17 (0,75) 2,33 (0,72) 2,20 (0,59) 2,29 (0,60) 2,60 (0,72) 11,318 0,01

TABLA 3. Comparación de los tratamientos en cuanto a su eficacia contra los trastornos del sueño

Diferencia en la media Diferencias del 95% en

los intervalos de

confianza

p
Antocianidinas 120 mg – 0,27 -,0,50 0,04
–Placebo – 0,04
Antocianidinas 80 mg – 0,40 – 0,63 0,004
–Placebo – 0,17
Antocianidinas 40 mg – 0,32 – 0,55 0,02
–Placebo – 0,08

Eficacia

La tabla 2 muestra la media de las puntuaciones de los síntomas durante el mes inicial y en el tercer mes de cada tratamiento registrado en el diario. Durante el mes inicial, las puntuaciones medias de cada síntoma oscilaron entre 2 y 3, un rango de severidad entre moderado y severo. Cuatro pacientes obtuvieron puntuaciones medias entre 1 y 2 (de suave a moderado), dos pacientes puntuaron entre 2 y 3 (de moderado a severo) y tres pacientes puntuaron entre 3 y 4 (de severo a muy severo). El test 2-way Friedman ANOVA comparando los cuatro tratamientos, mostró que el tratamiento no tenía ningún efecto contra el dolor (p=0,39) o contra la fatiga (p=0,11), pero mostró cierto efecto contra los trastornos del sueño (p=0,01). Los test Wilcoxon matched-pairs signed-ranks que comparaban cada dosis de antocianidina con el placebo mostraron efectos significativos a todas las dosis. Las diferencias en las puntuaciones medias y las diferencias en los intervalos de confianza del 95% se muestran en la tabla 3. El mayor efecto se vio en la dosis de 80 mg/día en la puntuación de la diferencia de la media: 0,40%, 95% intervalo de confianza (CI) -0,63 a –0,17, p=0,004. Al final de cada periodo de tratamiento se les preguntó a los pacientes sobre la efectividad del tratamiento que habían recibido. Los análisis estadísticos no muestran ninguna diferencia entre los tratamientos. Al final del estudio se les preguntó a los pacientes cuál de los tratamientos preferían. Dos prefirieron el de 120 mg/día, dos prefirieron el de 80 mg/día, tres prefirieron el de 40 mg/día, uno prefirió el tratamiento sólo con placebo y dos no tuvieron preferencias. De nuevo los análisis estadísticos no muestran preferencia por ningún tratamiento.

Cuestionarios de Salud General

El análisis de las puntuaciones que se derivan de los Cuestionarios de Salud General completados por cada paciente al final del periodo inicial y al final de cada tratamiento se muestra en la tabla 4.

TABLA 4. Cuestionario de Salud General (GHQ28). Puntuaciones medias al final del periodo inicial y después de cada tratamiento (n=9).

Periodo inicial Antocianidinas 120 mg/día Antocianidinas 80 mg/día Antocianidinas 40 mg/día Placebo friedman 2-way ANOVA
Media (SD) Fr p
Puntuaciones 6,78 (7,59) 5,11 (5,57) 1,56 (2,40) 4,00 (3,87) 6,56 (6,71) 8,688 0,03

El test Friedman 2-way que comparaba los tratamientos concedió resultados estadísticos significativos a los efectos del tratamiento (p=0,03). Las comparaciones entre las tres dosis activas y el placebo utilizando el test Wilcoxon matched-pairs signed-ranks demostraron que sólo el tratamiento de 80mg/día era significativamente diferente al tratamiento con el placebo; diferencia media –5,0, 95% CI –9,70 a –0,29, p=0,02.

Al final del periodo inicial 8 pacientes obtuvieron puntuaciones menores de 5, dos obtuvieron puntuaciones entre 6 y 11 y dos obtuvieron puntuaciones mayores de 12. Las mayores puntuaciones tuvieron lugar principalmente en la sección A (síntomas somáticos). Tres pacientes, los pacientes nº 1, 6 y 9 obtuvieron puntuaciones relevantes en la sección D (depresión severa), uno en 5 ocasiones, otro en 3 ocasiones y otro en 1 ocasión. Después de exhaustivas conversaciones con los pacientes se confirmó la presencia de depresión. Un paciente sufrió una depresión durante un empeoramiento de su fibromialgia pero estuvo bien el resto del año. Los pacientes 6 y 9 que habían puntuado en la escala de la depresión en más de una ocasión sufrieron ambos una fibromialgia severa y ambos sufrieron cierto estrés al intentar mantener un empleo a jornada completa y una vida doméstica y familiar normal. En el caso de estos dos pacientes se consideró que fue la severidad de la fibromialgia la que les condujo a la depresión más que al contrario. Cuando el trabajo y la situación doméstica mejoraron, mejoró la depresión.

Evaluación de los investigadores

El resultado de la evaluación del investigador tomada al final de cada tratamiento se muestra en la tabla 5.

Tabla 5. Evaluación del investigador al final del periodo inicial y después de cada tratamiento (n=9).

Síntomas Periodo inicial Antocianidinas 120 mg/día Antocianidinas 80 mg/día Antocianidinas 40 mg/día Placebo friedman 2-way ANOVA
Media (SD) Fr p
Dolor 2,44 (0,88) 2,33 (1,00) 1,89 (0,78) 2,11 (1,05) 2,67 (1,00) 2,371 0,50
Fatiga 2,56 (0,88) 2,33 (1,00) 1,78 (0,67) 2,67 (0,71) 2,78 (0,83) 10,932 0,01
Sueño 2,33 (1,00) 1,78 (0,97) 1,78 (0,83) 2,22 (0,83) 2,56 (1,01) 5,308 0,15

Esta tabla muestra un efecto significativo del tratamiento contra la severidad del fatiga, p=0,01. Los tests Wilcoxon matched-pairs signed-ranks fueron realizados comparando cada dosis con el placebo y sólo la dosis de 80 mg/día fue significativamente mejor que el placebo; diferencia media 1,00, 95% CI – 1,77 a –0,23, p=0,03.

Puntos sensibles, Síndrome de Intestino Irritable, IgA secretada.

Al final del estudio 9 de los 10 pacientes que lo completaron fueron examinados en la búsqueda de la presencia de puntos sensibles. Siete pacientes presentaron 11 o más puntos sensibles de los 18 buscados y dos pacientes mostraron menos de 11 puntos (pacientes 7 y 8).

De los diez pacientes que completaron el cuestionario de salud adicional, 9 presentaban síntomas de intestino irritable.

Ocho pacientes presentaron valores de IgA secretada en su saliva. Los test fueron realizados por Diagnostech Ltd, York Chambers, York Street, Swansea SA1 3NJ, UK. Se tomaron como niveles normales entre 25 y 60 mg/dl, como niveles límite entre 20 y 25 mg/dl y niveles bajos, los menores de 20 mg/dl. De los ocho pacientes a los que se les tomó muestras uno presentó niveles mayores de 60mg/dl, tres presentaron los niveles en el límite (20, 22 y 22 mg/dl) y cinco presentaron niveles bajos (5, 6, 7, 7 y 12 mg/dl).

Síntomas o sucesos inesperados

En cada visita que se les realizó a los pacientes se les preguntó sobre cualquier efecto inesperado. Los resultados se muestran en la tabla 6.

Tabla 6. Síntomas o sucesos no habituales registrados por el investigador durante sus visitas.

Síntoma 120 mg/día 80 mg/día 40 mg/día Placebo
Indigestión 1 1
Nauseas 1
Sinusitis y nauseas 1
Diarrea 1
Sudores fríos, mareos, nauseas 1 1
Apendicitis 1
Mareos 1
Sarpullidos 1
Trastornos urinarios 2
Catarros 1
Dolor de cabeza 1 1 1
Pesadez pierna derecha 1
Dolor en las manos 1
Dolor en las piernas 1
Caída por las escaleras 1
Total 6 5 7 2
Número de pacientes que al menos experimentaron

uno de estos sucesos

5 3 6 2

Se comprenderá que todos los tratamientos activos estaban asociados a síntomas no habituales de los cuales predominaban los que tenían que ver con el tracto gastrointestinal. Una persona tuvo que abandonar el experimento debido a una indigestión severa. En este paciente los efectos secundarios gastrointestinales ocurrieron durante el primer tratamiento. Éste fue interrumpido y comenzó el 2º tratamiento después de que los síntomas habían desaparecido. Los efectos secundarios volvieron a reaparecer. Así, se rompió el código del tratamiento y se demostró que tanto el primer como el segundo tratamiento eran activos.

Análisis de resultados

El estudio de las antocianidinas en el tratamiento de la fibromialgia primaria mostró un efecto significativo comparado con el placebo en la variable primaria de trastornos del sueño como registraron los pacientes en la medida de la salud general y en la severidad de la fatiga como evaluó el investigador. Los pacientes no registraron ningún efecto en las variables primarias del dolor y la fatiga. En términos clínicos, el efecto sobre los trastornos del sueño fue pequeño. A la dosis que muestra el mayor efecto, 80mg/día, la media de la puntuación en severidad para el último mes de tratamiento fue de 2,20, lo que representa síntomas moderadamente severos. Los complementos alimenticios son, por definición, terapias de soporte y no están sujetos a los rigurosos test de eficacia y seguridad como se requiere para los medicamentos convencionales. Por lo tanto quizás no es razonable juzgarlos en esos términos. Sin embargo, para afecciones crónicas como la fibromialgia es razonable esperar que cualquier tratamiento experimental pueda permitir una evaluación de los efectos beneficiosos que se pueden esperar. En este estudio hemos evaluado el efecto sobre los síntomas clave de la fibromialgia, el dolor generalizado, la fatiga y los trastornos del sueño y hemos obtenido efectos pequeños pero potencialmente útiles en dos de ellos. Las puntuaciones obtenidas en el GHQ28 son interesantes. La fibromialgia es a veces considerada una manifestación de una enfermedad depresiva. No existe ninguna evidencia de esto en este grupo de doce pacientes. Tres personas puntuaron en la sección D del cuestionario (la parte que se refiere a la depresión) pero no en todas las ocasiones. En cada caso la enfermedad subyacente generaba efectos severos en la habilidad de estos pacientes para realizar sus tareas domésticas o su trabajo y se considera que esto dio como resultado síntomas depresivos, más que fuera la depresión una causa primaria. Solo dos de estos pacientes sí que necesitaron un incremento en la dosis del tratamiento antidepresivo que estaban tomando lo cual puede justificarse por la significativa mejora que se apreció a la dosis de 80mg/día de antocianidinas. Ninguno de los otros 9 pacientes mostró evidencia alguna de sufrir una enfermedad depresiva. Cuando las puntuaciones pasaban del umbral 5/6 esto solía suceder en la sección A (síntomas somáticos) y eran ocasionados por la enfermedad de base.

Este pequeño grupo de pacientes de fibromialgia presentaba una alta incidencia del síndrome de colon irritable, 8 de 9 personas lo presentaban. En el documento americano original que definía los criterios de diagnóstico para la fibromialgia, el 35,7% de los pacientes de fibromialgia presentaban el síndrome de colon irritable comparado con los 13,3% en los sujetos control [1]. Otros estudios han mostrado la coexistencia de la fibromialgia y el síndrome de colon irritable hasta en el 70% [15, 16]. Además, en los 9 pacientes de nuestro estudio en los cuales se determinaron los niveles de IgA secretada en la saliva, 5 presentaron bajos niveles, 3 niveles límites y 1 un nivel normal. Alguno de estos pacientes también mostró indicios de alergias o intolerancias alimenticias que exacerbaban sus síntomas de colon irritable. Es difícil ver cual es la relación que puede existir entre el síndrome de colon irritable y la fibromialgia pero podría justificarse el hecho de extender estos estudios preliminares y estudiar si controlando los síntomas de colon irritable, probablemente con la dieta, se podría mejorar la fibromialgia. La dosis diaria recomendada de antocianidinas suministrada por los fabricantes como suplemento alimenticio en el momento de este experimento era de 40 mg/día. Esto ha cambiado posteriormente a 80 mg/día. Es a esta dosis cuando los efectos óptimos y significativos del tratamiento tienen lugar. Es posible que dosis más altas pudieran mostrar un mayor efecto pero esto no fue considerado en su momento y probablemente no está justificado si estas sustancias han de considerarse como suplementos alimenticios y no como medicamentos. Algunos pacientes mostraron efectos secundarios gastrointestinales y de hecho fue necesario que un paciente se retirara por una indigestión severa.

Conclusiones

Este estudio para tratar la fibromialgia primaria con antocianidinas ha mostrado pequeños pero estadísticamente significativos beneficios a la dosis de 80 mg/día, la dosis que se recomienda para ser utilizados como suplemento alimenticio. Muchos de los experimentos publicados contra la fibromialgia tratada con medicamentos convencionales presentan problemas en su diseño o en su análisis haciendo la evaluación muy difícil. Por lo tanto quizás sería de utilidad para estos pacientes que sufren de esta dolencia crónica seguir ensayos terapéuticos individuales. Se recomienda un mínimo de tres meses de tratamiento. Con toda seguridad se llevarán a cabo más experimentos con antocianidinas en un número mayor de pacientes.

Agradecimientos

Los autores quieren agradecer a Lamberts Health Care Ltd por el abastecimiento de las cápsulas de antocianidina y del placebo.

Revista de medicina nutricional y ambiental (2000) 10, 189-199

Bibliografía

  1. Wolfe F, Smythe HA, Yunus MB, Bennett RM, Bombardier C, Goldenberg DL et al. The American College of Rheumatology 1990 Criteria for the Classification of Fibromyalgia. Report of the Multicenter Criteria Committee . Arthritis Rheum 1990; 33: 160-72.
  2. Russell IJ, Michalek JE, Vipraio GA, Fletcher EM, Javors MA, Bowden CA. Platelet 3H-imipramine uptake receptor density and serum serotonin levels in patients with fibromyalgia/fibrositis syndrome. J Rheumatol 1992; 19: 104-9.
  3. Yunus MB, Dailey JW, Aldag JC, Masi AT, Jobe PC. Plasma tryptophan and other amino acids in primary fibromyalgia: a controlled study. J Rheumatol 1992; 19: 90-4.
  4. Carette S, McCain GA, Bell DA, Fam AG. Evaluation of amitriptyline in primary fibrositis. A double-blind, placebo-controlled study. Arthritis Rheum 1986; 29: 655-9.
  5. Goldenberg DL, Felson DT, Dinerman H. A randomized, controlled trial of amitriptyline and naproxen in the treatment of patients with fibromyalgia. Arthritis Rheum 1986; 29: 1371-7.
  6. Jung AC, Staiger T, Sullivan M. The efficacy of selective serotonin reuptake inhibitors for the management of chronic pain. J Gen Intern Med 1997; 12: 384-9.
  7. Caruso I, Sarzi PP, Cazzola M, Azzolini V. Double-blind study if 5-hydroxytryptophan versus placebo in the treatment of primary fibromyalgia syndrome. J Int Med Res 1990; 18: 201-9.
  8. Hrycaj P, Stratz T, Mennet P, Muller W. Pathogenetic aspects of responsiveness to ondansetron (5-hydroxytryptamine type 3 receptor antagonist) in patients with primary fibromyalgia syndrome – a preliminary study. J Rheumatol 1996; 23: 1418-23.
  9. White KP, Harth M. An analytical review of 24 controlled clinical trials for fibromyalgia syndrome (MFS). Pain 1996; 64: 211-19.
  10. Abraham GE, Flechas JD. Management of Fibromyalgia: Rationale for the Use of Magnesium and Malic Acid. J Nutr Med 1992; 3: 49-59.
  11. Russell IJ, Michalek JE, Flechas JD, Abraham GE. Treatment of fibromyalgia syndrome with Super Malic: a randomized, double blind, placebo controlled, crossover pilot study. J Rheumatol 1995; 22: 953-8.
  12. Morazzoni P, Bombardelli E. Vaccinium myrtillus. L Fitoterapia 1995; 67: 3-29.
  13. Bohm H, Boeing H, Hempel J, Raab B, Kroke A. [Flavonols, flavone and anthocyanins as natural antioxidants of food an their possible role in the prevention of chronic diseases]. Z Ernahrungswiss 1998; 37: 147-63.
  14. Goldberg DP, Hillier VF. A scaled version of the General Health Questionnaire. Psychol Med 1979; 9: 139-45.
  15. Barton A, Pal B, Whorwell PJ, Marshall D. Increased prevalence of sicca complex and fibromyalgia in patients with irritable bowel syndrome. Am J Gastroenterol 1999; 94: 1898-901.
  16. Veale D, Kavanagh G, Fielding JF, Fitzgerald O. Primary fibromyalgia and the irritable bowel syndrome: different expressions of a common pathogenetic process. Br J Rheumatol 1991; 30: 220-2.

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.