Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

Potenciar la Fertilidad

La infertilidad se define como la incapacidad de concebir después de un año de mantener relaciones sexuales regulares sin protección con la misma pareja.
Aproximadamente el 10-17% de las parejas experimentan infertilidad primaria o secundaria en algún momento de su vida reproductiva.

Por:

La dieta es reconocida como uno de los principales factores que influyen en el desarrollo de embrión y el feto, así como en la salud materna.

En particular, las deficiencias de micronutrientes se han asociado con un número significativamente alto de riesgos para la reproducción, que van desde la infertilidad a defectos estructurales fetales.

Existen numerosas evidencias clínicas que apoyan el papel de la suplementación de micronutrientes en la prevención de  algunos trastornos del embarazo.

Potenciar la fertilidad masculina

Vitamina C: Diversas investigaciones médicas sobre la utilidad de la vitamina C en la fertilidad humana, han puesto de manifiesto que, aparte de su propiedad natural antioxidante, es también parte integral en un proceso bioquímico que se traduce en una mejor producción del esperma masculino. La aglutinación del mismo también se vería reducida por la suplementación con vitamina C.

Vitamina E: La Vitamina E puede mejorar la fertilidad disminuyendo el daño de los radicales libres a los espermatozoides. En un estudio preliminar, se suministraron 200UI de Vitamina E por día durante 3 meses a hombres con bajas tasas de fertilidad. Tras un mes de suplementación los pacientes presentaron mejorías en el recuento de espermatozoides y la movilidad de los mismos; así como en la disminución en el porcentaje de espermatozoides con morfología anormal.

La vitamina C y la vitamina E constituyen la primera línea de defensa antioxidante del organismo. Ambos actúan de forma complementaria y sinérgica, contribuyendo a prevenir el estrés oxidativo y los daños celulares que éste origina.

Vitamina A: Incrementa la fertilidad masculina y femenina, ya que interviene en la formación de esteroides, base de las hormonas sexuales y suprarrenales y en particular en la síntesis de la progesterona, que ayuda a contrarrestar los efectos del estrógeno en el cuerpo masculino, ya que la progesterona es el precursor de la testosterona (hormona sexual masculina). A medida que el hombre envejece y la testosterona comienza a disminuir, los niveles de estrógeno comienzan a elevarse regularmente.

Ácido Fólico, Vitamina B12 y Vitamina B6: Vitaminas esenciales implicadas en la síntesis del ADN y el ARN, la deficiencia de folatos ha demostrado incrementar la fragmentación de las cadenas de ADN y afecta al número y la movilidad de los espermatozoides.

En una investigación realizada en Holanda en el año 2002, los investigadores comprobaron cómo después de un tratamiento conjunto de ácido fólico y zinc se incrementó notablemente el número de espermatozoides en el semen.

Otros microelementos y vitaminas también son de gran importancia por su participación en diferentes procesos biológicos como la producción de enzimas, la síntesis de ADN, el desarrollo testicular y la maduración espermática, por lo que la combinación de otras vitaminas y minerales con ciertos antioxidantes herbales se podría considerar como un posible tratamiento protector y potenciador de la calidad espermática.

Zinc: Este mineral es sumamente importante para mantener constante la producción de testosterona en los hombres. Bajos niveles de zinc podrían llegar a afectar el conteo de esperma y la motilidad del mismo. La deficiencia crónica de zinc se asocia con oligospermia, disminución de los niveles séricos de testosterona, y un sistema inmune más débil.

Selenio: Es necesario para un desarrollo testicular normal, la espermatogénesis y la motilidad. La ingesta con selenio se relaciona con efectos beneficiosos en la función espermática. En un estudio doble ciego sobre hombres estériles con movilidad reducida en su esperma, la suplementación con selenio (100 microgramos por día durante 3 meses) aumentó significativamente la movilidad del mismo. El 11% de los 46 hombres que recibieron selenio consiguieron ser padres en comparación con ninguno de los que recibieron un placebo.

Complejo Antioxidante: Además de las vitaminas antioxidantes, se ha demostrado que ciertos compuestos de plantas tienen una actividad antioxidante muy potente, en particular los compuestos de la familia de los flavonoides como el té verde, la semilla de uva y la cúrcuma.

Té Verde y Semilla de Uva: Estudios clínicos han puesto de relieve que ciertos componentes químicos (polifenoles y catequinas) contenidos en los extractos del té verde y de la semilla de la uva poseen notables cualidades antioxidantes que pueden apoyar la fertilidad mitigando y reparando los daños oxidativos de los radicales libres. Este daño podría causar un impacto negativo en la función reproductiva de los hombres y a la vez provocar trastornos en la fertilidad.

Cúrcuma: Hay evidencias que indican que la cúrcuma presenta una potente actividad antioxidante, ya que podría tener un efecto sobre el metabolismo del Superóxido Dismutasa (SOD) y de la Glutationa Peroxidasa. Especialmente se ha documentado que la cúrcuma disminuye la cantidad de compuestos inflamatorios como la Lipooxigenasa (LOX), Ciclooxigenasa-2 (COX-2), el Factor nuclear Kappa B (nf-kb), óxido nítrico (ON), prostaglandina 2 (PGE2) e interleukina-1 (IL-1).

Ácidos Grasos Omega 3: Tienen un rol decisivo en la formación de las hormonas sexuales, produciendo diversos efectos sobre la fertilidad masculina. Por un lado ofrecen una acción defensora frente al estrés oxidativo y por otro, incrementan la fluidez de la membrana espermática favoreciendo la capacidad para unirse al ovocito.

Ingesta Nutricional Recomendada de micronutrientes para hombres

Ingesta Nutricional Recomendada de Micronutrientes para Hombres

Potenciar la fertilidad femenina y garantizar el adecuado aporte de nutrientes durante el embarazo y la lactancia

Ácido Fólico: La suplementación con ácido fólico favorece la fertilidad, ya que está asociada a una mejora de la calidad ovocitaria. Asimismo, se ha demostrado que la ingesta de folatos junto con complementos multivitamínicos durante la gestación, reduce la incidencia de malformaciones fetales tales como los defectos del tubo neural (espina bífida, anencefalia, etc.), de malformaciones cardiacas y urinarias entre otras.

Vitaminas B: La suplementación y el consumo de vitaminas B han sido asociados positivamente con un riesgo reducido de infertilidad ovulatoria. El hecho de que tantas dietas de mujeres sean deficientes en ácido fólico implica que el consumo de otras vitaminas B se encuentre probablemente en el límite o sea deficiente. La importancia de la vitamina B12 es su papel en la conversión de homocisteína a metionina como cofactor de la metionina sintetasa. El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología considera a la vitamina B6 como el tratamiento recomendado para las náuseas y vómitos debidos al embarazo.

Vitamina D: El rápido desarrollo del feto en la última fase del embarazo tiende a agotar las reservas maternas de vitamina D, lo que predispone a la madre y al niño a su deficiencia. Estudios recientes también han demostrado que la deficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de desarrollar preeclampsia en la mujer embarazada. Concentraciones insuficientes de vitamina D durante la vida perinatal pueden afectar negativamente a la salud ósea del niño, al desarrollo de su cerebro y predisposición a enfermedades cardíacas, diabetes tipo 1 y cáncer.

Vitamina C y Selenio: El nivel de antioxidantes se ha vinculado a defectos de la fase lútea y por esto, el consumo de nutrientes antioxidantes debe producirse por la suplementación si hay alguna duda sobre la calidad de la dieta. El selenio tiene propiedades antioxidantes que ayudan a disminuir el riesgo de defectos congénitos. La vitamina C es un antioxidante importante, que apoya al sistema inmunológico y es esencial para la formación de colágeno. Ayuda a mantener las membranas protectoras que rodean al bebé fuerte, así como el fortalecimiento de los tejidos conectivos de la madre. Los estudios han vinculado la deficiencia de vitamina C con un mayor riesgo de nacimientos prematuros y la fusión prematura de las suturas craneales.

Zinc:En el caso de las mujeres, el zinc contribuye a que el organismo utilice el estrógeno y la progesterona de manera más eficiente.

Hierro: El 91% de las mujeres tienen un consumo de hierro por debajo de la Ingesta Nutricional Recomendada (RNI) y muchos nutricionistas consideran el RNI muy bajo en mujeres en edad menstrual. Un amplio estudio demostró que el consumo total de hierro consumido principalmente como suplemento, estaba inversamente asociado con el riesgo de infertilidad en las mujeres. Asimismo, la anemia constituye la deficiencia nutricional más frecuente entre las embarazadas.

Cromo: Este nutriente puede ser importante para las mujeres que estén tratando de concebir y tengan el Síndrome del Ovario Poliquístico, ya que esta condición viene acompañada normalmente de un mal control de la glucosa.

Ácidos Grasos Omega 3: Los ácidos grasos Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo no es capaz de sintetizar bien y que deben ser aportados por la dieta, siendo la fuente principal el aceite de pescado. La ingesta materna de DHA durante la gestación parece ser esencial para el desarrollo psicomotor y cognitivo del feto. Un consumo mínimo de 200mg por día de DHA durante el embarazo ha sido recomendado en una conferencia europea ya que algunas investigaciones indican que el consumo materno de Omega 3 podría reducir el riesgo de tener un parto prematuro.

Ingesta Nutricional Recomendada de micronutrientes para mujeres

Ingesta Nutricional Recomendada de Micronutrientes para Mujeres

 

Bibliografía:

Obstet Gynecol.2006 Nov; 108(5): 1145-52 Fertility and Sterility Vol.80, No2 August 2003 Journal of the American College of Nutrition, Vol 17 No.6, 548-555 ISSFAL Newsletter 2005 Vol 12 pp5-6 Fraga CG, Motchnik PA, Shigenaga MK, et al. Ascorbic acid protects against endogenous oxidative DNA damage in human sperm. Proc Natl Acad Sci 1991;88:11003–6. Dawson EB, Harris WA, Teter MC, Powell LC. Effect of ascorbic acid supplementation on the sperm quality of smokers. Fertil Steril 1992;58:1034–9. Dawson EB, Harris WA, McGanity WJ. Effect of ascorbic acid on sperm fertility. Fed Proc 1983;42:531 [abstr 31403]. Saaranen M, Suistomaa U, Kantola M, et al. Lead, magnesium, selenium and zinc in human seminal fluid: comparison with semen parameters and fertility. Hum Reprod 1987;2:475–9. Scott R, MacPherson A, Yates RWS, et al. The effect of oral selenium supplementation on human sperm motility. Br J Urol 1998;82:76–80. Geva E, Bartoov B, Zabludovsky N, et al. The effect of antioxidant treatment on human spermatozoa and fertilization rate in an in vitro fertilization programme. Fertil Steril 1996;66:430–4.

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.