Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

El uso del Dióxido de Titanio

Las evaluaciones de dióxido de titanio por JECFA y EFSA, han concluido que no hay problemas de seguridad asociados con el uso del dióxido de titanio, como aditivo alimentario ...

Por:

El uso de Dióxido de Titanio en Recubrimientos de tabletas

El dióxido de titanio es un elemento natural y una de las sustancias más producidas en la actualidad. Las evaluaciones sobre el dióxido de titanio de JECFA (Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la Organización para la Alimentación y la Agricultura) como de la EFSA, (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) han concluido, que no hay absorción o almacenamiento en tejidos de dióxido de titanio.

El dióxido de titanio se utiliza ampliamente en la industria de alimentos y productos alimenticios tales como la crema agria, requesón, helado y otros productos lácteos, que a menudo contienen el pigmento para alcanzar esa coloración blanca brillante.

El dióxido de titanio como pigmento en los productos alimenticios, se clasifica como una ayuda de proceso (o manufacturación) y no como ingrediente alimentario y, por lo tanto, puede estar exento de reflejarse en el etiquetado. Las evaluaciones de dióxido de titanio por JECFA y EFSA, han concluido que no hay problemas de seguridad asociados con el uso del dióxido de titanio, como aditivo alimentario a niveles de hasta el 3%. Esto significa que una porción de 100g de un producto lácteo puede contener hasta 3g (3000 mg) de dióxido de titanio.

Productos LAMBERTS®

El dióxido de titanio utilizado en algunos productos LAMBERTS® es un material aprobado para su uso en productos alimenticios y en productos farmacéuticos. Se considera como una sustancia no tóxica e inerte por los organismos reguladores pertinentes, ya que no se absorbe a través de la pared intestinal.

El dióxido de titanio, que recubre los comprimidos, es de un material opaco blanco y su tamaño de partícula es relativamente grande (en comparación con las nano-partículas, véase la nota a continuación) y por tanto, no se absorbe en el aparato digestivo del organismo.

Utilizamos el dióxido de titanio como recubrimiento de la tableta, para proteger los delicados nutrientes de nuestras tabletas, del daño de la luz UV y la cantidad utilizada es relativamente pequeña (generalmente 5-7mg por tableta), en comparación con la cantidad que se puede añadir a los alimentos.

La capa de dióxido de titanio también sirve como recubrimiento base de color blanco en la tableta, que nos permite dar a las pastillas un color distintivo, usando solamente pigmentos naturales, tales como la clorofila. Estos colores son requeridos como parte de nuestros estándares de control de calidad, para reducir al mínimo el riesgo remoto de que los lotes de comprimidos sean mezclados y a la vez, ayuden a nuestros clientes a identificar qué tabletas están tomando.

El uso de dióxido de titanio como recubrimiento, añade un coste adicional en nuestro proceso de fabricación y no elegiríamos incurrir en este coste adicional, a menos que el recubrimiento no fuese beneficioso y absolutamente seguro.

¿Por qué existen dudas sobre la seguridad del dióxido de titanio?

Ha habido cierta preocupación por el uso del dióxido de titanio en cosméticos y como protector solar en cremas, pero esta preocupación se limita a una nueva forma de este mineral llamado nano-partículas (o partículas ultrafinas), de menos de 0,1 micras de tamaño (o 100 nanómetros). Cuando las partículas de dióxido de titanio se muelen hasta este tamaño, llegan a ser incoloras (y aún así bloquean los rayos del sol) y son, por lo tanto, los ingredientes populares en los protectores solares de hoy en día, cremas hidratantes, cremas base, maquillaje y muchos productos cosméticos de hoy en día. Estas nano-partículas se cree que son capaces de atravesar la barrera de la piel, aunque no hay evidencia definitiva de esto, lo que se traduce en algunas preocupaciones en la salud.

Es importante tener en cuenta, que el factor crítico es el tamaño de la partícula y han aparecido preocupaciones similares por otros compuestos minerales, tales como el óxido de zinc, cuando se muele reduciéndose a un tamaño de nano-partículas.

No se han planteado problemas de seguridad en la comunidad científica sobre el uso de dióxido de titanio en alimentos, productos farmacéuticos y suplementos. Sin embargo, ciertas compañías de suplementos, que no utilizan el dióxido de titanio, deliberadamente desinforman a los consumidores sobre el estado de seguridad de este ingrediente, omitiendo los datos sobre las nano-partículas del dióxido de titanio.

 

 

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.