Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

Cúrcuma, el poder curativo de la naturaleza

Esta especie de Cúrcuma, pertenece a la familia del jengibre y crece en Indonesia, China, India y otras partes de los trópicos. La parte utilizada es el rizoma, el cual se compone de materias colorantes (3-5%), llamadas curcuminoides, de las cuales la principal es la curcumina y de un aceite volátil (4-14%) compuesto principalmente de turmerona, atlantona y zingibereno.

Por:

 

Descripción general

En China es utilizada como analgésico, especialmente para aliviar el dolor en golpes, hematomas y lesiones, además de estimular la producción de la energía vital (Qi).

En la medicina ayurvédica se utiliza en el tratamiento de flatulencias, ictericia, dificultades menstruales, orina sanguinolenta, hemorragias, dolor de muelas, hematomas, dolor en el pecho y cólicos; además, a menudo se aplican cataplasmas de forma tópica para aliviar la inflamación y el dolor.

 

Planta de la cúrcuma

 Planta de la Cúrcuma

 

En Occidente se han reconocido principalmente sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y afortunadamente cada vez surgen nuevas investigaciones que apoyan su uso en una gran variedad de aspectos médicos.

Propiedades terapéuticas de la Cúrcuma

Antiinflamatorio

Su acción antiinflamatoria es significativa y consiste en suprimir la liberación de los mediadores inflamatorios y estimular la producción de cortisona de las glándulas adrenales, la cual interviene de forma indirecta en este proceso. Además actúa inhibiendo la formación de leucotrienos, la agregación plaquetaria y la respuesta de los neutrófilos a varios estímulos involucrados en el proceso de la inflamación, así como promoviendo la fibrinolisis y estabilización de las membranas celulares.

El extracto de cúrcuma y su principio activo la curcumina ha demostrado en estudios con animales una acción anti inflamatoria comparable a la cortisona y a la fenilbutazona, en casos de inflamación aguda, con la ventaja de que no produce los efectos secundarios asociados a estos fármacos.

Estudios científicos

En un estudio doble-ciego con pacientes con Artritis Reumatoide, se compararon los resultados obtenidos, cuando se les suministró 1.200 mg al día de curcumina y 300 mg al día de fenilbutazona. Los resultados fueron muy similares en cuanto a la mejoría de los síntomas de rigidez e hinchazón de las articulaciones y capacidad de caminar, pero mientras que la fenilbutazona, se asoció con efectos adversos significativos, curcumina no causó ningún efecto secundario en la dosis recomendada.

En otro estudio usando el modelo de inflamación post-operatoria para evaluar los antiinflamatorios no-esteroideos (NSAID´s), la curcumina una vez más demostró exhibir una acción antiinflamatoria comparable a la fenilbutazona y a varios NSAID´s.

Si se aplica la cúrcuma a la piel, como es común en la India, puede aliviar el dolor y la inflamación en músculos y articulaciones, ya que afecta a las terminaciones nerviosas anulando la sustancia P, neurotransmisor de los receptores del dolor.

Protección gastro-intestinal

Ulcera gástrica

Aunque ha grandes dosis (100 mg/ kg, en ratas) la curcumina es ulcerogénica, diferentes extractos en modelos animales han demostrado una actividad antiulcerosa y citroprotectora al proteger la mucosa gastroduodenal frente al jugo gástrico por medio de un aumento de la secreción de mucina.

Síndrome de colon irritable (SCI )

A principios del año pasado, tuvimos noticias sobre la capacidad del extracto de cúrcuma de aliviar los síntomas característicos del SCI, como los espasmos intestinales y las flatulencias. En un corto espacio de tiempo, pacientes afectados durante más de 10 años, observaron una mejoría muy importante sobre estos síntomas.

El principal investigador, el Dr Rafe Bundy de la Universidad de Reading, tiene una teoría sobre como la planta ofrece estos efectos “La opinión médica actual es que la causa del SCI puede ser una inflamación de bajo grado de la pared intestinal. Los medicamentos antiinflamatorios convencionales, como la aspirina y el ibuprofeno pueden exacerbar esta inflamación e irritar la pared intestinal, sin embargo la Cúrcuma tiene efectos beneficiosos”.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La Universidad de Nuevo México ha publicado este año, en la revista American Journal of Physiology, un trabajo sobre los efectos del extracto de cúrcuma, en la Enfermedad de Crohn .

La enfermedad se caracteriza principalmente por una excesiva porosidad de la pared intestinal, debido a la incapacidad de las células de agruparse pegadas unas a otras, creándose espacios entre ellas, lo cual se produce principalmente por la presencia de muchos compuestos inflamatorios/estimulantes. En estos casos, la cúrcuma encaja perfectamente al reducir la producción de los compuestos inflamatorios en la pared intestinal, aliviando los síntomas y ¡ quizás corrigiendo la causa subyacente!.

Otra enfermedad, la Colitis Ulcerosa , también ha sido objeto de un estudio. En Mayo, del año pasado, un equipo de investigadores de la India, publicó un trabajo en The British Journal of Pharmacology sobre el efecto protector de la cúrcuma en un modelo experimental de colitis. Lo que Dr Uki y su equipo observó en primer lugar fue que la planta era capaz de frenar los efectos catabólicos de enzimas específicas y los mediadores inflamatorios, incluyendo la producción de óxido nítrico (NO).

Antioxidante

Su efecto antioxidante es comparable con las vitaminas C y E. La curcumina combate los radicales libres de oxígeno activo de forma superior a la vitamina E y a la superóxido dismutasa, pero inferior a la vitamina C. Sin embargo, frente a los radicales libres de hidroxilo la curcumina es más eficaz que todos estos nutrientes.

Las propiedades antioxidantes de la cúrcuma, no sólo se deben a la curcumina ya que el extracto acuoso es más efectivo contra los radicales libres superóxidos que la curcumina y es más fuerte en inhibir el daño oxidativo al ADN.

Por su efecto antioxidante contra la peroxidación y su coloración amarillenta, curcumina es añadida a la mantequilla, margarina y quesos entre otros productos.

Baja los niveles de colesterol

Al interferir con la absorción del colesterol ingerido, aumentar la conversión del colesterol en ácidos biliares y aumentar la excreción de los mismos, la cúrcuma puede bajar los niveles de colesterol.

Además inhibe la agregación plaquetaria, al aumentar los niveles de prostaciclina e inhibir la formación de tromboxanos.

Gracias a estas propiedades, la cúrcuma juega un papel importante en combatir la aterosclerosis y sus complicaciones.

Hepatoprotector

La curcumina exhibe un efecto similar a la silimarina contra los daños hepáticos inducidos por sustancias químicas como el tetracloruro de carbono, esto es debido tanto a su efecto antioxidante como a su efecto antiinflamatorio y colerético.

Al ser un colerético activo, aumenta la producción de los ácidos biliares en más de un 100%, así como la solubilidad de la bilis, la excreción de las sales biliares, del colesterol y de la bilirrubina. Todo esto sugiere un beneficio en la prevención y tratamiento de la colelitiasis.

La cúrcumina previene el aumento de las enzimas hepáticas SGOT y SGPT (transaminasas).

Neuroprotector

En Febrero del año pasado, el Dr Daniel y colegas de la Universidad de Rhodes, de Sudáfrica, publicaron sus resultados sobre el efecto quelador del extracto de cúrcuma frente a los metales pesados como el cadmio y plomo; pudiendo demostrar por primera vez que gracias a la acción de este extracto, tanto los tejidos del cerebro, como la mayoría de los sistemas vitales del cuerpo, estaban protegidos ante estas sustancias tóxicas y dañinas.

Antimicrobiano y Fungicida

Inhibe el crecimiento de la mayoría de los microorganismos causantes de la colecistitis: Sarcina, Gaffkya, Corynebacterium y Clostridium, así como Estafilococo, Estreptoco, Bacillus, Entameoba histolytica y varios hongos patogénicos.

Anticancerígeno

Puede ayudar a prevenir el cáncer, principalmente el de colon y boca. Sus efectos como anticancerígeno, ya han sido demostrados en todas las etapas de formación de un cáncer: inicio, promoción y progresión.

Inhibe su desarrollo y promueve su regresión. La curcumina es antimutagénica y suprime la mutagenicidad de los más comunes mutágenos (humo de tabaco, benzopireno, entre otros). También reduce los niveles de mutágenos urinarios e inhibe la formación de nitrosaminas.

Exhibe unos efectos anticancerígenos muy importantes contra un gran número de sustancias químicas que provocan el desarrollo del cáncer en estudios tanto “in vitro” como “in vivo”.

Aumenta las defensas naturales del cuerpo, los niveles de glutatión y otros sulfhidrilos no proteicos y actúa directamente sobre varias enzimas y material genético.

Estudio Científico

En un estudio con 62 pacientes con cáncer de boca y tumores en la piel, quienes no habían respondido a tratamientos convencionales como quimioterapia, radioterapia o cirugía, fueron tratados con una aplicación externa del extracto de cúrcuma 3 veces al día durante 18 meses. Al final del estudio se encontró que el picor se había reducido al 70%, el dolor al 50% y el tamaño de la lesión al 10%.

En otro estudio, 16 fumadores recibieron 1.5g de cúrcuma a diario mientras que 6 no-fumadores sirvieron como grupo de control. Al final de los 30 días del estudio, los fumadores que tomaron la cúrcuma demostraron una reducción significativa en el nivel de mutágenos excretados por la orina.

Dosificación 

La dosis recomendada es entre 500 mg y 1.000 mg del extracto seco de raíz estandarizado, el cual debe contener un 95% de curcumina. Como antiinflamatorio: 400-600mg hasta 3 veces al día con una base de lípidos como aceite de pescado, GLA o lecitina, para optimizar la absorción, con las comidas principales.

En algunos casos incrementar el consumo de cúrcuma en nuestra dieta puede ser beneficioso, pero habría que consumir grandes cantidades, para conseguir un efecto terapéutico concreto.

Toxicidad

La cúrcuma parece ser bastante segura en las dosis recomendadas. Sin embargo existen algunas evidencias que sugieren que altas dosis no deben ser ingeridas por personas con cálculos biliares, dado que los cálculos biliares pueden inhibir el flujo de la bilis.

Uso terapéutico de la Cúrcuma

  • Artritis Reumatoide.
  • Inflamación especialmente en hombro, rodilla y codo (tendinitis, bursitis, codo de tenista y hombro congelado).
  • Aterosclerosis
  • Daños hepáticos por sustancias tóxicas
  • Colelitiasis
  • Úlcera gástrica
  • Síndrome de Colon Irritable
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn.
  • Infección por varios microorganismos.
  • Cáncer (en especial de colon y boca)

¿Sabias qué…

El nombre inglés turmeric , data del siglo XVI y parece proceder del francés terre-merite y este a su vez del latín terra merita ó mérito de la tierra?

Referencias

  1. Murray M (1995). The Healing Power of Herbs. Prima Publishing, 327-335.
  2. Mills S, Bone K (2000). Principles and Practice of Phytotherapy. Churchill Livingstone.
  3. Murray M, Pizzorno J (1998). Encyclopaedia of Natural Medicine. Prima Publishing, 113-114, 784, 807.
  4. Lakin A, Walker A (2004). Lamberts® The Practitioner’s Guide to Supplements. Reader’s Digest, 170-171.
  5. Wang S, Chen B (2000). Sun regulation effect of curcumin on blood lipids and antioxidation in hyperlipidemia rats. Wei Sheng Yan Jiu. 29(4):240-2.
  6. Ma T.Y, Iwamoto G.K, Hoa N.T, Akotia V, Pedram A, Boivin MA, Said HM (2004). TNF-{alpha}-induced increase in intestinal epithelial tight junction permeability requires NF-{kappa}B activation. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol 286(3), 367-376.
  7. Ukil A, Maity S, Karmakar S, Datta N, Vedasiromoni JR, Das PK (2003). Curcumin, the major component of food flavour turmeric, reduces mucosal injury in trinitrobenzene sulphonic acid-induced colitis. Br J Pharmacol 139(2), 209-18.
  8. Daniles S, Limson JL, Dairam A, Watkins GM, Daya S (2004). Through metal binding, curcumin protects against lead and cadmium-induced lipid peroxidation in rat brain homogenates and against lead-induced tissue damage in rat brain. J Inorg Biochem 98 (2), 266-75.
  9. Van’t Land B, Blijlevens NM , Martejn J. et al (2004). Role of curcumin and the inhibition of NF-kappa B in the onset of chemotherapy-induced mucosal barrier injury. Leukemia 18 (2), 276-84.

 

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.