Lamberts Española S.L. Desde 1989 Único distribuidor en España 91 415 04 97
Articulos de interés en el campo de la nutrición

Calambres en las piernas 

Los calambres en las piernas afectan a las pantorrillas, los pies y los músculos del muslo; y pueden ser increíblemente dolorosos. También son muy comunes, especialmente en las personas mayores y en las mujeres embarazadas.

Por:

 

Tratamiento de calambre en la pierna

De acuerdo con el NHS, un tercio de las personas mayores de 60 años sufren de calambres en las piernas, con alrededor del 40% padeciendo tres o más episodios cada semana. Por lo general, una tercera parte o menos, de las mujeres embarazadas, también sufren calambres en las piernas durante los últimos tres meses de su embarazo.

Sin embargo, aunque los calambres en las piernas pueden ser dolorosos, afortunadamente no suelen ser perjudiciales.

 

Usted sabe cuando ha tenido un calambre en la pierna: los músculos de repente sufren espasmos, contracciones, siente tirantez y un nudo rígido. La sensación puede durar desde unos segundos hasta algunos minutos, no obstante puede sentir sus músculos adoloridos durante un tiempo después.

La mayoría de la gente tiene calambres en las piernas durante la noche mientras están en la cama (se cree que tres de cada cuatro casos se produce en la noche durante el sueño, según el NHS). A menudo no hay una causa obvia (calambres idiopáticos en las piernas), pero a veces los calambres en las piernas pueden estar asociados con:

  • El embarazo.
  • Enfermedad del hígado o del riñón.
  • Enfermedad de tiroides.
  • Esclerosis múltiple.
  • Flujo sanguíneo inadecuado en las piernas (arterioesclerosis).
  • Compresión en los nervios de la columna (estenosis lumbar).
  • Tener demasiado bajo en su dieta el potasio, el calcio o el magnesio.

Hacer mucho ejercicio también puede causar calambres en las piernas, al igual que ciertos medicamentos como los utilizados para tratar el colesterol alto, la osteoporosis, la hipertensión y la angina de pecho, así como la píldora anticonceptiva oral.

¿Qué tratamientos hay?

Pocas personas recetan medicamentos para calambres en las piernas, sólo se prescriben para quienes tienen calambres severos y frecuentes. Un medicamento llamado quinina, que se utilizó originalmente para tratar la malaria, puede ayudar, pero no se prescribe muy a menudo. Esto se debe, en parte, a que tiene varios posibles efectos secundarios desagradables, tales como tinnitus (zumbido u otros ruidos en los oídos/cabeza), náuseas, sofocos y dolor de cabeza; y porque puede causar, muy raramente, una potencial amenaza por ceguera y complicación de trombocitopenia.

No obstante, si toma medicación regular, debe consultar con su médico si la misma puede o no causar calambres en las piernas. Si lo hace, su médico sabría alterar la dosis o sugerir una alternativa.

El exceso de analgésicos de venta libre puede ayudar si siente dolor después de un episodio de calambres en las piernas.

¿Cómo aliviar los calambres en las piernas?

Si le da un calambre en un músculo de la pierna, estire el músculo de inmediato y frote con suavidad. Si está en la cama, levántese y ponga su peso sobre la pierna, podría intentar caminar, (con calambre muscular de pantorrilla, trate de caminar sobre los talones, ya que estira el músculo).

Dependiendo de los músculos afectados, debe intentar los siguientes estiramientos:

Músculos: Pantorrilla/Isquiotibiales (parte posterior del muslo).

Sentarse y estirar la pierna delante de usted. A continuación, trate de tirar la parte superior del pie hacia su cabeza.

Cuádriceps (parte delantera del muslo)

Estando de pie, apóyese en el respaldo de una silla, doble, por la rodilla, la pierna afectada, agarrando el tobillo por detrás. Trate de llevar el pie hacia el glúteo.

Si la pierna aún está adolorida o tensa, aplique una toalla caliente o una almohadilla de calor en el músculo afectado, seguido de hielo o una compresa fría. También podría tratar de tomar un analgésico de venta libre si su pierna continúa con dolor.

Entre tanto, hay otras cosas que puede hacer para ayudar a prevenir los calambres en las piernas, tales como:

Estiramientos durante el día

Ejercicios que ayuden a extender los músculos de las piernas, (como ciertos estiramientos en Yoga o Pilates), ya que pueden contribuir a reducir el riesgo de padecer calambres por la noche. Intente el estiramiento de la pantorrilla, isquiotibiales y cuádriceps durante unos cinco minutos, tres veces al día.

Ejercicio que estira los músculos de la pantorrilla y los isquiotibiales (de la corva): Mientras está de pie, coloque un pie en un escalón o en una banqueta que sea un poco más baja que la altura de su cadera. Flexione el pie hacia su torso, y sienta el estiramiento en el músculo de la pantorrilla. Luego inclínese hacia delante, colocando las manos que en su pierna extendida y sienta el estiramiento en los isquiotibiales.

Para estirar los cuádriceps, apóyese sobre un lado apuntalando la cabeza con una mano, y ponga ambas piernas rectas, una encima de la otra. Levante la pierna de arriba un poco y luego doble la rodilla y utilice la otra mano para agarrar el tobillo detrás de usted. Doble la rodilla inferior ligeramente si necesita sentirse más estable. Mantenga esta posición durante un máximo de 30 segundos y sienta el estiramiento en la parte delantera del muslo.

Posición para dormir

Mantener los pies en la posición correcta cuando estás en la cama también puede ayudar. Si se acuesta boca arriba, mantenga sus dedos de los pies apuntando hacia arriba, colocando sus pies contra una almohada pequeña en la parte inferior de la cama. Si se acuesta boca abajo, deje colgando sus pies en el extremo de la cama, tiene el mismo efecto. De cualquier manera, los músculos de los pies estarán más relajados, lo que puede detener la posibilidad de calambres en los músculos de la pantorrilla.

Remedios naturales para los Calambres Musculares y el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI)

(RLS Restless Legs Syndrome).

Si usted sufre de RLS o calambres en las piernas, hay algunos suplementos naturales que pueden proporcionar algún alivio a éstos síntomas.

Magnesio: Existen evidencias de que tomar un suplemento de magnesio puede ser útil para el SPI y el MPE (Movimiento Periódico de las Extremidades) (i), con un estudio que sugiere que puede mejorar después de tomar magnesio por un período de cuatro a seis semanas (II). Como éste es necesario para la relajación muscular, también puede ayudar con calambres en las piernas. Un estudio sugiere que los suplementos de magnesio pueden ayudar a reducir los calambres en las piernas durante el embarazo (iii).

Aceites de Pescado: Los ácidos grasos omega-3, que se encuentran en los aceites de pescado, pueden ayudar a mejorar la salud de las piernas en general, incluida la mejora de la circulación. También pueden ser especialmente beneficiosos para las personas que no consumen pescado azul regularmente.

Vitaminas del grupo B: Varias de las vitaminas del complejo B son necesarias para la función muscular y nerviosa, y el ácido fólico, en ocasiones, también se recomienda para el SPI, ya que hay algunas pruebas que indican su ayuda en la reducción de los síntomas (iv). Los investigadores también han sugerido vitamina B12 como apoyo a aliviar los síntomas del SPI (v), mientras que otros han encontrado que los suplementos de vitaminas del complejo B pueden ayudar a reducir la frecuencia, intensidad y duración de los calambres en las piernas durante la noche, en personas mayores con presión arterial alta (vi).

References:

(i) Hornyak M, Voderholzer U, Hohagen F, et al. Magnesium therapy for periodic leg movements-related insomnia and restless legs syndrome: An open pilot study. Sleep. 1998;21:501-505. Popoviciu L, Asgian B, Delast-Popoviciu D, et al. Clinical, EEG, electromyographic and polysomnographic studies in restless legs syndrome caused by magnesium deficiency. Rom J Neurol Psychiatry. 1993;31:55-61.

(ii)  Hornyak M, Voderholzer U, Hohagen F, et al. Magnesium therapy for periodic leg movements-related insomnia and restless legs syndrome: An open pilot study. Sleep. 1998;21:501-505.

(iii) Dahle LO, Berg G, Hammar M, et al. The effect of oral magnesium substitution on pregnancy-induced leg cramps. Am J Obstet Gynecol. 1995;173:175-180.

(iv) Botez MI. Folate deficiency and neurological disorders in adults. Med Hypotheses. 1976;2:135-140.

(v) O’Keeffe ST. Restless legs syndrome: a review. Arch Intern Med. 1996;156:243-248. Silber MH. Restless legs syndrome. Mayo Clin Proc. 1997;72:261-264.

(vi) Chan P, Huang TY et al. Randomized, double-blind, placebo-controlled study of the safety and efficacy of vitamin B complex in the treatment of nocturnal leg cramps in elderly patients with hypertension. J ClinPharmacol. 1998 Dec;38(12):1151-4.

 

 

 

 

 

Información sobre cookies

Utilizamos cookies para facilitar la navegación y mejorara la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Mas información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Lamberts Española S.L.
Único distribuidor en España
HOMEPAGE Lamberts

Autenticidad

Lamberts Española es desde 1989 el único distribuidor autorizado de los productos LAMBERTS® en España y Gibraltar. La calidad y seguridad pueden ser imitadas, pero no logradas.